Diario La Razón
Viernes 21 de Julio | 5:40 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Alatriste miente, sí es socio de Buena Tinta SA: el dueño

El propietario, Agustín Herrera, lo presenta como accionista en carta dirigida al director de la Lotería Nacional
Al verse descubierto dice a La Razón que lo hace para enganchar clientes

 

El ex coordinador de Difusión Cultural de la UNAM, Sealtiel Alatriste, no sólo es socio de Ediciones de Buena Tinta, la que dice haber enajenado en 1997, sino que además gira instrucciones a quien se presenta como “propietario” de la empresa, Agustín Herrera Reyes, para gestionar negocios con instancias públicas y dependencias de gobierno.

Así lo revela una carta, en poder de La Razón, dirigida por esa editorial al Director General de la Lotería Nacional para la Asistencia Pública, Benjamín González Roaro.

En el documento, fechado el 18 de junio de 2010, Herrera Reyes informó al director de Lotenal: “Por instrucciones del maestro Sealtiel Alatriste, socio de esta empresa, a continuación nos es grato informarle el presupuesto para la edición de la obra: REVOLUCIÓN, CONSTITUCIÓN Y DEMOCRACIA (1910-2010)”.

El autor de la publicación, dice la carta, es “José Woldenberg o Leonor Ludlow” y a continuación le detalla las características del libro así como el presupuesto.

Se especifica el costo que tendría editar la obra que iba desde los 3 mil ejemplares dando un total de 2 millones 188 mil 800 pesos; hasta el tiraje de 10 mil ejemplares con un precio final de 3 millones 783 mil 500 pesos.

La Razón buscó a Alejandro Herrera, quien se asume como el “propietario” de De Buena Tinta, quien confirmó la autenticidad del documento en el que se identifica a Alatriste como “socio de esta empresa”.

“Le puedo decir que ese es un proyecto que el maestro Alatriste empezó con esa institución y que una de las razones por las cuales necesitaba que la institución tuviera un soporte técnico, signo de apoyo editorial, somos nosotros, y como a nosotros nos conocen desde hace 23 años, porque hemos estado desde el 91 en esta empresa, nos pidió que lo pusiéramos así”, dijo en entrevista telefónica.

De inmediato trató de aclarar: “pero (Alatriste) no tiene nada que ver en términos legales en nuestra empresa”.

—Perdón por la insistencia: ¿por qué poner el nombre del maestro Alatriste?

—Porque era una manera de poder tener un soporte o un respaldo a nivel institucional.

—¿Y por eso dice, “socio de esta empresa”?

—Así es, señorita. En términos legales, como está toda mi documentación, tal como ya la revisé con la Universidad, en cada una de sus partes y de sus elementos, y han cotizado, no hay absolutamente nada que pueda hacer ver que el maestro Alatriste, pertenece a esta empresa.

—Licenciado Herrera, le insisto, es que incluso en el documento veo que el nombre de Sealtiel Alatriste, viene en mayúsculas. ¿Él sigue participando con ustedes para varios proyectos, digamos por fuera?

—Solamente para este caso, señorita. Hasta donde yo recuerdo en este momento.

— ¿Y él también tuvo o ha tenido alguna clase de ganancias, regalías o como se pueda llamar?

— No.

— Perdone la insistencia y para ser más precisos: ¿por qué poner entonces el nombre del maestro Alatriste y decir que es socio de la empresa, De Buena Tinta?

—Pues, porque abre puertas, abre puertas el hecho de que yo le hablo a usted y yo le digo que habla Agustín Herrera, lo más seguro es que no me conteste, y le digo que habla Agustín Herrera y que habla de parte del maestro Alatriste, probablemente, me abra usted la puerta y me tome la llamada.

La Razón publicó el pasado lunes que desde su cargo en la UNAM, Alatriste otorgó 12 contratos sin licitación, por dos millones 206 mil 813 pesos a Ediciones De Buena Tinta y se documentó con base en oficios del Registro Público de la Propiedad que a la vez es dueño de la empresa beneficiada.

Carta

“Mi hermano y yo somos los únicos socios desde 2003”

SR. PABLO HIRIART
Director del Periódico La Razón
Presente

Por este medio, en los términos en que me ampara el artículo 6o de la Constitución General de la República Mexicana, me dirijo a usted para solicitarle, de la manera más fehaciente, se publique la siguiente nota aclaratoria a la información vertida en la primera plana de su periódico el día de hoy —firmada por Héctor Gutiérrez y Jaquelin Coatecatl— donde se afirma que el maestro Sealtiel Alatriste es accionista (y propietario) de esta empresa y que como tal “… le adjudicó contratos a su propia empresa”. Al respecto, quiero precisar:

PRIMERO:

En la escritura pública 54,827, del 8 de diciembre de 1988, debidamente notariada e inscrita en el Registro Público de Comercio, efectivamente aparece el maestro Sealtiel Alatriste como uno de los socios fundadores de esta empresa, junto con otras cuatro personas.

Él siguió siendo socio hasta marzo de 1997, cuando le vendió su parte y la de su padre (Sealtiel Alatriste Batalla) a quien era en ese momento su esposa (Edna Rivera), según consta en la escritura pública 66,685, del 3 de junio de 1997, debidamente notariada e inscrita en el Registro Público de Comercio.

También en marzo de 1997 yo (Agustín Herrera Reyes) le compré sus acciones al señor Adolfo Jiménez Almaraz; y desde entonces me constituí formalmente en socio de la empresa, según consta en la misma escritura pública 66,685.

En 2001 mi socia Edna Rivera partió a Barcelona para acompañar a su esposo que había sido designado cónsul de México y yo me quedé a cargo de la empresa en calidad de gerente general.

En marzo de 2003 inicié tratos con Edna Rivera y con el licenciado Luis Capín, únicos socios de la empresa, con el propósito de adquirir sus acciones y llevar a cabo los cambios y ajustes necesarios, según consta en la escritura pública 78,986, del 13 de octubre de 2003, debidamente notariada e inscrita en el Registro Público de Comercio.

Desde junio de 2003 los únicos socios y dueños de la empresa somos mi hermano Rafael Herrera Reyes y yo (Agustín Herrera Reyes). Según consta, además, en nuestro Libro de Registro de Accionistas y el Libro de Actas correspondiente.

Toda esta información está debidamente protocolizada ante notarios públicos, inscrita en el Registro Público de Comercio y asentada en nuestros libros de la empresa.

Varias de esas actas, así como en la última protocolización de la escritura pública 86,839, inscrita asimismo en el Registro Público de Comercio, obran en copias digitales en el mismo lugar de donde tomaron la información que “TERGIVERSARON” en su periódico. Misma que si hubieran querido habrían publicado para precisar los datos, en lugar de publicarla con fines amarillistas o propagandísticos.

SEGUNDO:

Por otra parte, quiero informarle que esta empresa tiene más de 23 años de existir y que a lo largo de este tiempo ha trabajado con las principales casas editoras de México, una de ellas por su evidente importancia es la UNAM. A lo largo de más de dos décadas hemos buscado mantener un estándar de calidad elevado y una atención personalizada en cada uno de nuestros proyectos editoriales. Esto nos ha permitido mantener siempre nuestro trabajo con instituciones públicas, privadas y con organismos descentralizados e internacionales.

En el caso de la UNAM, desde el 25 de junio de 1991 el Consejo Asesor del Patrimonio Editorial aprobó nuestro ingreso al Padrón de Imprentas y a partir de entonces hemos realizado infinidad de proyectos editoriales con diversos centros, institutos, programas, facultades y coordinaciones —de Humanidades, de la Investigación Científica y de Difusión Cultural—. Es decir, puede comprobarse que nuestro trabajo con la UNAM ha sido desde antes de la llegada del maestro Alatriste a Difusión Cultural y que tenemos más 20 años de realizar trabajos con infinidad de dependencias y administraciones universitarias.

TERCERO:

Para los trabajos a que se refiere su periódico presentamos las cotizaciones correspondientes con las especificaciones solicitadas, precio y tiempos de producción. En todos los casos se hicieron contratos, y aunque yo desconozco los plazos, formas y contenidos de la normatividad universitaria sobre la materia, sí quiero decirle que en lo que a nosotros corresponde cumplimos con los términos pactados en cada proyecto.

Me parece que toda esta información ya obra en su poder, pues el nivel de detalle de lo expuesto así me lo indica. Pero si es necesario, con gusto atenderé su solicitud para resolver cualquier duda al respecto.

Atentamente Lic. Agustín Herrera Reyes Administrador Único Ediciones de Buena Tinta, S.A. de C.V.

 
 
 

Noticias Destacadas
Anterior Siguiente

 
fecha 19 de abril de 2012 02:41
ultima modificacion Ultima modificación: 02:27
autor Por: Eunice O. Albarrán / eunice.ortega@razon.mx
 
 
Todo sobre este tema
 
 
Alatriste miente, sí es socio de Buena Tinta SA: el dueño
 
 
 
 
 
 
 
Secciones
 
website security
Acerca de La Razón
 
Complementario
 
 
Facebook Facebook Twitter Twitter RSS RSS Youtube Youtube
 
La Razón © Todos los derechos reservados 2014
Powered by Web Comunicaciones