Director General: Rubén Cortés Fernández
Diario La Razón
Búsqueda avanzada »
Miércoles 27 de Agosto | 06:06 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
Autorizan casas GEO sobre río... y causan tragedia

La empresa invadió con sus desarrollos zonas de humedales y agrarias; aún vende viviendas ahí
Edil de Acapulco dio permiso para desviar el Río de la Sabana; el delegado de Conagua palomeó

 

El agua sólo recuperó su lugar: el 80 por ciento de las viviendas afectadas en Acapulco, Guerrero, por el paso del huracán Manuel fue construida sobre humedales, áreas que eran sólo de uso agrícola hasta 2003, cuando la empresa GEO comenzó a edificar en ellas, gracias al cambio de uso de suelo autorizado por la alcaldía y la Conagua.

Mientras saca el agua negra de su recámara, Zíndira recuerda cuando hace 15 años adquirió un crédito inmobiliario con la desarrolladora GEO, la misma empresa que hoy no toma su llamada.

Este reportaje, realizado por Proyecto 40, refiere que la mujer de 45 años exige ahora una explicación, pues se dice víctima de un engaño. “Es conveniencia de las constructoras, nunca nos dicen la verdad, qué consecuencias puedan pasar en casos como éstos”, señala, molesta, mientras su hija, de 11 años, también toma la escoba y, en ocasiones, con las manos, levanta el lodo seco de entre las ranuras de las ventanas.

Corrupción inmobiliaria . Sobre el escritorio de Ramiro Gómez, presidente de la Asociación Civil “Protección Ecológica Subacuática”, se extiende un enorme plano de Acapulco de Juárez, donde el ecologista delinea las zonas de humedales invadidas por inmobiliarias, con permiso de la autoridad municipal y la tolerancia de la delegación estatal de la Comisión Nacional del Agua.

“Si hubiéramos dejado esos terrenos en estado natural, no hubieran pasado estas desgracias”, explica el especialista.

Gómez Pardillo se refiere a la zona siniestrada. Para él las inundaciones en el puerto tienen responsables, con nombre y apellido: “constructores, como GEO, construyeron e hicieron una represa al agua que viene del río, con sus viviendas, no respetaron el paso del río”.

El ambientalista denunció una red de corrupción que permitió la edificación de viviendas en la zona de Llano Largo, y en suelo pantanoso que dio origen a la colonia Luis Donaldo Colosio, hace 20 años.

Muestra un documento que data del 2003, firmado por Alberto López Rosas, en ese entonces presidente municipal de Acapulco de Juárez. En el papel autoriza el cambio de uso de suelo, de agrícola a habitacional, en los alrededores de la Laguna de Tres Palos, para construir viviendas de interés social.

En ningún momento, asegura Gómez Pardillo, se consideró que para llevar a cabo dicha obra, se destruirían decenas de hectáreas de humedales. Peor aún, el Plan de Desarrollo Urbano de Acapulco, emitido en 2001, advertía que aquella zona era susceptible de anegaciones.

Alberto Rosas, apunta Gómez Pardillo, no actuó solo. Tuvo la complacencia de quien fuera entonces delegado estatal de la Conagua, en Guerrero, Jorge Octavio Mijangos Borja, hoy encargado del despacho en Guanajuato y denunciado en diversas ocasiones por presunto desvío de recursos y tráfico de influencias para beneficiar a algunos grupos del sector inmobiliario.

La Conagua, con base en la Ley General de Aguas Nacionales y su reglamento, es la responsable de proteger las zonas de manglares, suelos de humedales, ríos y lagunas del país. “Mijangos Borja, quien era el delegado de Conagua que no debió haber permitido al ayuntamiento, de ninguna manera, aunque hubieran hecho un cambio de uso de suelo, porque están haciendo un cambio de uso de suelo federal”, señala el presidente de Protección Ecológica Subacuática.

Además, grupos ecologistas denunciaron a Mijangos Borja, quien fue destituido de su cargo en la Conagua estatal sólo para reinstalarlo en otro puesto, esta vez, en la empresa a la que presuntamente benefició.

“Presentamos una demanda, lo cesan (a Mijangos), lo quitan de director de Conagua Guerrero y él no sé cómo se movió, hizo una demanda, y resulta que (José Luis) Luege Tamargo lo reinstala en Guerrero y sigue. Pero para esto cuando él sale de Conagua, se va a trabajar a GEO Guerrero”.

En la actualidad Mijangos Borja es delegado de Conagua en Guanajuato, luego de su paso por la oficina de Tabasco, donde también fue acusado por desvío de recursos.

Una vialidad divide en dos a la laguna. Gómez Pardillo también pone sobre la mesa el origen de la debacle ambiental que hoy padece Acapulco.

Una vez más los intereses económicos se sobreponen a los ecológicos.

Durante el sexenio de José Francisco Ruiz Massieu, como gobernador de Guerrero, se construyó la autopista con el peaje más caro de Acapulco. La nombraron Metlapil. Tiene una longitud menor a los 10 kilómetros y el precio por usarla supera los 90 pesos. Se construyó para conectar la Autopista del Sol con Punta Diamante y así evitar los congestionamientos vehiculares en la zona centro del municipio.

Una obra que llevó a cabo el “Grupo Mexicano de Desarrollo” que apuntaba a la modernidad pero arrebató terreno a los humedales. Además, el trazo de la pista parte en dos a la Laguna de Tres Palos, y al no ser elevada se convierte en una represa y bloquea el desfogue de millones de litros de agua hacia el mar.

Para permitir, o intentar hacerlo, el paso del agua hacia el mar, se instalaron tubos de menos de 2 metros de diámetro por debajo de la autopista. Esta acción no fue suficiente para desfogar el paso del agua que cayó en esa zona de Acapulco en septiembre pasado. La tubería reventó y se inundó gran parte de la colonia Luis Donaldo Colosio y Llano Grande.

“No se necesita ser un docto en ingeniería hidráulica para poder determinar que esto es insuficiente para detener el caudal de un río”, dijo.

Detrás de esta construcción, el señalamiento por su pasividad, regresa a la Comisión Nacional del Agua.

“La culpa sí es de la Conagua, porque es la que norma, vigila y protege con base en la Ley general de aguas nacionales, y no fue previsora del impacto que causaría esta obra en un futuro para la ciudad”, sentencia el ambientalista Ramiro Gómez.

Para construir los desarrollos inmobiliarios, la autopista, y hasta una universidad que edifica actualmente el gobierno estatal, encabezado por Ángel Aguirre, se han destruido decenas de hectáreas de humedales.

Lo paradójico es que los humedales funcionan como una esponja con el agua de lluvia, para luego liberarla lentamente; es decir, contribuyen a evitar inundaciones, justo lo que ocurrió en Acapulco.

Laguna en venta. Considerada el cuerpo de agua más importante de Guerrero y de los principales de la costa del pacífico, ahora el 20 por ciento de la Laguna de Tres Palos es territorio en venta.

“Lo que todos quieren, tu casa al pie de la laguna”, es la frase de la desarrolladora GEO, que oferta viviendas junto a la laguna.

De acuerdo con un mapa donde se delimita este cuerpo de agua, las casas están edificadas en la zona, hoy seca, de la laguna, es decir, invaden su territorio.

En los letreros de venta se garantiza plusvalía, pero no se advierte a los clientes sobre los inminentes riesgos de edificar sobre una laguna.

Pescadores de la zona, como Rogelio Tornés, son testigos del ecocidio inmobiliario: “...los edificios ya los están haciendo más adentro, y cada día más, antes llegaba a la carretera, ahora ya los quitaron como un kilómetro”.

El pescador recuerda cuando en estos humedales, hace poco más de 15 años, se podían encontrar manantiales naturales, donde había patos, arzetas y peces conocidos como “charritas”.

“Todo terminó cuando empezaron a hacer el proyecto de GEO”, comenta Ezequiel, otro pescador de lo que queda de la Laguna de Tres Palos.

Así, este cuerpo de agua sigue secándose, arrasado por la construcción de viviendas de “interés social”.

Expertos aseguran que tarde o temprano la naturaleza volverá a reclamar su territorio y, de nueva cuenta, Acapulco será presa de la negligencia de gobiernos y desarrolladores.

A la fecha existen más de diez fraccionamientos con más de diez mil viviendas, todas levantadas sobre humedales.

Acapulco, Guerrero, paraíso de la opacidad, hoy víctima de la tragedia.

 


Noticias Destacadas
Anterior Siguiente

fecha 9 de octubre de 2013 02:10
ultima modificacion Ultima modificación: 01:49
autor Por: Óscar Hernández Bonilla / mexico@razon.com.mx
 
Versión imprimir
 
Todo sobre este tema
 
Autorizan casas GEO sobre río... y causan tragedia

Fotos Édgar Andrade
Gráfico Alfredo Peralta La Razón

 
 
 
 
Secciones
 
website security
Acerca de La Razón
 
Complementario
 
 
Facebook Facebook Twitter Twitter RSS RSS Youtube Youtube
 
La Razón © Todos los derechos reservados 2014
Powered by Web Comunicaciones