Diario La Razón
Martes 30 de Mayo | 4:21 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Relator admite que sólo ubicó 14 casos de tortura en México

Juan Méndez, el funcionario de la ONU que difundió que en el país esa práctica es “generalizada”, asumió como “ataque personal” el desmentido del gobierno mexicano a su conclusión; alegó que los casos que documentó involucran a 107 víctimas y se quejó ante la SRE de que cuestionaran “mi ética”.

 

El Relator contra la Tortura de Naciones Unidas, Juan Méndez, admitió que se basó en 14 casos de tortura en México e insistió que es generalizada como lo dio a conocer en su informe del pasado 9 de marzo.

“Quiero aclarar que esos 14 casos que he enviado a lo largo de pocos meses representan la situación de 107 víctimas mexicanas, además de un grupo indeterminado de personas que habrían sido víctimas de tratos crueles, inhumanos o degradantes como resultado del uso excesivo de la fuerza para reprimir manifestaciones”, indica el Relator en una carta de siete cuartillas.

Méndez asumió como “un ataque personal” los señalamientos del gobierno federal respecto a las omisiones de su informe sobre tortura. Aseguró que durante su carrera en derechos humanos, nunca había sido cuestionada su ética.

“Los medios mexicanos reportaron declaraciones del subsecretario para Asuntos Multilaterales, Juan Manuel Gómez (más tarde ratificadas completamente por el canciller José Antonio Meade), que constituyen un ataque personal contra mí”, señala la misiva la cual fue enviada al representante permanente de México ante el organismo, Jorge Lomónaco.

El pasado martes Gómez Robledo comentó que la afirmación que hizo el Relator sobre que en México hay una práctica generalizada de ese delito “incide negativamente en la valoración que se haga sobre la situación que vive el país”.

“Jamás vi mi integridad ni mi ética cuestionadas, hasta ahora. Quienes ocupamos las posiciones de expertos independientes de Naciones Unidas estamos acostumbrados a ser acusados de haber violado el Código de Conducta para los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos, pero debo decir que jamás esperé una acusación de México en ese sentido”, expuso Méndez.

El Relator recordó que cuando el gobierno le solicitó la presentación de casos individuales, “yo lo interpreté como una muestra de interés de buena fe para tomar medidas respecto a los casos que pudiera presentarles. En ese sentido, sigo atento e interesado en conocer en cuáles de estos (14) casos se ha avanzado para investigar, enjuiciar y castigar adecuadamente a los perpetradores, así como para excluir evidencias obtenidas con tortura”.


Sin sustento, dichos de Méndez, dice SRE

Carta de Jorge Lomónaco sostiene que faltan fundamentos; destaca decepción, inconformidad y desacuerdo del gobierno federal

Por Daniela Wachauf
daniela.wachauf@razon.mx

El embajador de México ante la ONU, Jorge Lomónaco, envió una carta al presidente del Consejo de Derechos Humanos de este organismo, Joachim Rücker, advirtiendo que es errónea la conclusión de que en el país la tortura es “generalizada”, que expresó en su informe el pasado 9 de marzo Juan Méndez, Relator Especial sobre tortura y otros tratos crueles, inhumanos o degradantes.

En el documento, Lomónaco sostuvo que ese señalamiento carece de fundamento. “En efecto, tal afirmación supondría alcanzar un umbral numérico, algo que en este caso no ha sido debidamente documentado, toda vez que únicamente se ha proporcionado información específica sobre 14 casos”, señaló.

Destacó que el gobierno federal manifiesta su decepción, inconformidad y total desacuerdo con la aseveración contenida en el informe, según el cual, la tortura y los malos tratos son generalizados en el país, “reafirmando la posición expresada durante la presentación de las conclusiones preliminares al final de la visita en la ciudad de México, así como en la presentación del Informe ante el Consejo de Derechos Humanos en su sesión de marzo”, dice la misiva de Lomónaco.

“La afirmación se aparta de una profunda y constructiva discusión relacionada con las mejoras que pueden lograrse a partir de las acciones que el gobierno ya ha puesto en marcha para combatir esta práctica”, refiere.

Lomónaco destacó que las afirmaciones contravienen el espíritu del papel que desempeñan los procedimientos especiales, tal y como se desprende del Código de Conducta para los Titulares de Mandatos de los Procedimientos Especiales del Consejo de Derechos Humanos.

 
 
 

Noticias Destacadas
Anterior Siguiente

 
fecha 2 de abril de 2015 02:06
ultima modificacion Ultima modificación: 01:58
autor Por: Daniela Wachauf / daniela.wachauf@razon.mx
 
 
Todo sobre este tema
 
 
 
 
 
 
 
 
Secciones
 
website security
Acerca de La Razón
 
Complementario
 
 
Facebook Facebook Twitter Twitter RSS RSS Youtube Youtube
 
La Razón © Todos los derechos reservados 2014
Powered by Web Comunicaciones