Diario La Razón
Miércoles 26 de Julio | 9:32 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
El Chapo usó a piloto para despistar a policía

El capo viajó en otra avioneta con dirección al triángulo dorado; el aviador se fue hacia el sur

 

Un fumigador de plantíos de Culiacán, Sinaloa, que ya había sido detenido por el Ejército mexicano en esa entidad hace dos años, sirvió de señuelo para tratar de provocar que las Fuerzas Federales se distrajeran durante la fuga de Joaquín El Chapo Guzmán el pasado 11 de julio.

De acuerdo con informes del gabinete de Seguridad Nacional, al hombre lo detuvieron militares en 2013, luego de que la avioneta en la que viajaba se desplomó e incendió en las inmediaciones de la sindicatura de Juan Aldama, El Tigre, en Navolato.

Los reportes indican que se trata de Romano Lanciani Llanes, un hombre que actualmente tiene 38 años y quien fue contactado por gente cercana a El Chapo Guzmán, en su casa en la zona de Valle Alto, en Culiacán.

La gente del capo le ofreció 20 mil dólares por realizar un vuelo en su avioneta Cessna, desde San Juan del Río, Querétaro, hacía el sur del país los primeros días de julio pasado.

Lo que saben las autoridades es que el hombre sería el señuelo para que —en caso de ser perseguidos— la policía lo siguiera a él, mientras Joaquín Guzmán Loera volaba en otra avioneta desde San Juan del Río, pero rumbo a Sinaloa.

Según los reportes, los últimos días de diciembre de 2013, el piloto Romano Lanciani Llanes despegó del Campo Berlín, localizado en La Palma, en Sinaloa, para realizar un vuelo de fumigación.

Iba en una avioneta con su copiloto Jaime Manuel Esteban, un joven de 26 años, originario de Los Mochis.

En su vuelo, la avioneta comenzó a fallar. Aunque Lanciani Llanes intentó controlarla finalmente cayó sobre un lago que forma parte de una granja en Navolato.

El piloto y el copiloto resultaron con heridas y quemaduras en diversas partes del cuerpo.

Esa tarde llegaron al lugar paramédicos de Cruz Roja, personal de gobierno del estado y elementos del Ejército mexicano.

Los soldados retuvieron por algunos minutos a los dos hombres heridos para investigarlos; sin embargo, finalmente los dejaron ir para que el personal del gobierno los trasladara en un helicóptero a un hospital.

Ahora, dos años después, las autoridades saben que los primeros días de julio ese mismo piloto estuvo en Querétaro y los primeros minutos del día 12 despegó en su Cessna desde ahí. A esa hora, El Chapo Guzmán llegó a San Juan del Río, subió a otra avioneta y lo llevaron hasta la zona del triángulo dorado.

Romano Lanciani Llanes ya fue detenido por elementos de la Procuraduría General de la República. Está acusado de formar parte del grupo de civiles que se unió para ayudar al escape del líder del Cártel de Sinaloa del penal de máxima seguridad de El Altiplano.

 
 
 

Noticias Destacadas
Anterior Siguiente

 
fecha 21 de octubre de 2015 01:39
ultima modificacion Ultima modificación: 00:42
autor Por: Carlos Jiménez / carlos.jimenez@razon.com.mx
 
 
Todo sobre este tema
 
 
 
 
 
 
 
 
Secciones
 
website security
Acerca de La Razón
 
Complementario
 
 
Facebook Facebook Twitter Twitter RSS RSS Youtube Youtube
 
La Razón © Todos los derechos reservados 2014
Powered by Web Comunicaciones