Diario La Razón
Búsqueda avanzada »
Miércoles 26 de Nov. | 07:26 pm
Facebook Twitter RSS Youtube
 
Papel amate, arte curativo

Es parte de la identidad y la tradición de los habitantes del pueblo San Pablito Pahuatlán

 

Por Lizeth Gómez De Anda

lizeth.gomez.razon@gmail.com

A través de la historia, el hombre ha desarrollado cientos de métodos para fabricar papel con los materiales que el entorno le proporciona. China, por ejemplo, lo produjo a partir del arroz, Egipto con la planta del papiro y México utiliza en Puebla los ficus para crea el papel amate, el cual, además, es utilizado con fines curativos.

“Hay en esta tierra unos árboles que se llaman amaquáuitl; tienen lisa la corteza, y las hojas muy verdes; son del tamaño de duraznos. De la corteza de él hacen papel…”, escribió Fray Bernardino de Sahagún, al describir la región poblana del México del siglo XV.

Este papel forma parte de la identidad y la tradición de los habitantes de San Pablito Pahuatlán, en Puebla, quienes viven de su producción.

En entrevista con La Razón, Samuel Correa, coordinador de la asociación Ya Mumpot Ei Pati (Los que hacen el papel amate curativo), expresa que este recurso, además de utilizarse para producir artesanías, es parte de los rituales medicinales, en los cuales, a partir de representaciones de fuerzas de la naturaleza, se invoca a los espíritus para sanar los males.

En esa localidad Alfonso García, a quien denominan “chamán”, es la persona más instruida en esa técnica ancestral que, asegura, ha sanado a muchos habitantes de la comunidad, espiritual, mental y físicamente.

García comentó que inclusive los médicos alópatas de esa región se han curado de malestares a través esa ceremonia “de agradecimiento a la naturaleza”, por lo cual pide no confundirlo con brujería.

Mediante recortes que representan seres humanos y elementos naturales, Alfonso García realiza un ritual en el cual pide a los dioses por la salud del paciente.

Durante el virreinato estos actos estaban prohibidos, lo que ocasionó la disminución del uso del papel. Ya en el proceso de evangelización, el amate fue utilizado por los misioneros para fabricar cristos, figuras que tuvieron auge de los siglos XVI al XVIII.

Samuel Correa asegura: “resulta ahora muy fácil adquirir una hoja de papel de amate, ya sea pintada por los mahuas de Guerrero o una hecha por los artesanos de San Pablito; sin embargo, la mayoría de las personas que lo compran no sabe nada de su origen y su supervivencia milenaria”.

La asociación que coordina, dice, se ha dado a la tarea de rescatar el conocimiento ancestral de esta cultura debido a que San Pablito es de las pocas que conservan la tradición de la elaboración del papel amate.

“La historia habla de que en tiempos prehispánicos todas las culturas de Mesoamérica utilizaron el papel amate, pero en ninguna se menciona su origen. Sólo los curanderos de San Pablito, en sus leyendas, hablaban de cómo surgió el papel, por ello estamos seguros de que fue en San Pablito donde surgió”, manifestó Correa. Además de los rituales, organiza en abril un encuentro artístico. Este año participó el artista plástico Juan Carlos Rulfo .

fdm

 


Noticias Destacadas
Anterior Siguiente

fecha 9 de abril de 2010 21:19
ultima modificacion Ultima modificación: 18:32
autor Por: Especial
 
Versión imprimir
 
Todo sobre este tema
 
Papel amate, arte curativo
 
 
 
 
Secciones
 
website security
Acerca de La Razón
 
Complementario
 
 
Facebook Facebook Twitter Twitter RSS RSS Youtube Youtube
 
La Razón © Todos los derechos reservados 2014
Powered by Web Comunicaciones