Diario La Razón
Viernes 21 de Julio | 5:27 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Tras 41 años, Roger Federer gana Wimbledon sin perder un set

El sueco Borg había impuesto el récord en la edición de 1976; El Maestro venció a Čilić, quien cayó en llanto lamentando su lesión; el de Basilea hoy es tercero del mundo, sólo atrás de Murray y Nadal

 

El tenista suizo Roger Federer venció al croata Marin Čilić (6-3, 6-1, 6-4) en la final de Wimbledon, tercer Grand Slam de la temporada, logrando así su octavo título sobre la hierba londinense y sumando el decimonoveno titulo grande de su carrera. El Reloj Suizo no sólo impuso semejantes marcas, también rompió, después de 41 años, la que había dejado el sueco Björn Borg, cuando en 1976 consiguió ganar el certamen sin perder un solo set.

El de Basilea no cedió ningún set en todo el torneo y así obtuvo su segundo Grand Slam de la temporada, que se une al conseguido en el Abierto de Australia el pasado mes de enero ante el español Rafa Nadal. Fue a mediados de los años 70 cuando Borg logró tal reto cerrando en la final ante el rumano Ilie Năstase, venciendo en cuartos de final al argentino Guillermo Vilas y en semifinales al estadounidense Roscoe Tanner. De ahí tuvieron que pasar más de cuatro décadas para que alguien lo volviera a hacer y la fecha histórica se cumplió ayer.

Con este triunfo el tenista helvético se coloca como tercero en el ranking ATP por detrás de Andy Murray y Rafael Nadal, número dos, y además desempata con Pete Sampras en cantidad de triunfos en el torneo británico.

El croata tuvo un buen comienzo de partido plantando cara a La Perfección Suiza, en los cuatro primeros juegos, donde Federer llegó a cometer dos dobles faltas. Con 2-2 en el marcador, el de Basilea consiguió romper el servicio a su rival. A partir de ese momento Roger sacó a relucir su talento ante su rival, que volvió a perder su servicio con 3-5 en el electrónico, lo que hizo al Maestro hacerse con la primera manga en 37 minutos.

Ya con la ventaja del primer set, Federer tuvo un arranque fulgurante en el segundo ante la desesperación del croata, que mostraba síntomas de impotencia.

Čilić quiso hacer del servicio su mejor arma, pero Federer se mostró implacable desde el fondo, anulando los destellos del croata. Roger rompió en el segundo juego del parcial y poco a poco fue sintiéndose más cómodo superando fácilmente a Mrnja, quien en el primer descanso de la segunda manga se sentó en su silla y comenzó a llorar.

Finalmente, el balcánico saltó a la pista y siguió creyendo en la remontada aunque el marcador reflejara un apabullante 0-3 a favor de Federer tras romper de nuevo el saque de Čilić. A base de golpes sutiles y una gran sobriedad, el tenista de Basilea logró aguantar los envites al saque de su rival, que hizo todo lo posible por reponerse. El croata no se sintió seguro desde el fondo de la pista, ganando muy pocos puntos de esta manera.

Con 1-4 y medio set a su favor, el suizo volvió a romper el servicio y con el suyo se llevó el set en sólo 24 minutos. El de Medugorje estaba totalmente fuera del partido, aplastado por el suizo Federer, que en una hora se hizo con los dos primeros sets. Antes del comienzo del tercer set, Čilić pidió de nuevo la entrada de las asistencias, que actuaron sobre su pie izquierdo, en el que sufría molestias. Pese a ponerse por delante en el marcador en el tercer parcial, Roger dio un recital con su servicio y puso la directa hacia su octavo título en la capital inglesa.

Con 17 errores no forzados, Čilić logró remontar el vuelo en la tercera manga con su servicio, mejorando su porcentaje con el primero, y siguió plantando cara a su rival, algo más relajado pero también firme al saque. Con 3-3 llegó otro de los puntos de inflexión en el partido, Roger Federer alcanzó la rotura. Con 4-5, el helvético consiguió al saque su octavo título en Wimbledon, con el que llegó a 11 finales, sin ceder ni un solo set.

Čilić le reconoce el triunfo a Su Majestad

Tras perder la final de Wimbledon, el croata Marin Čilić habló sobre la ampolla que tiene en el pie izquierdo, la cual fue la causante de su merma ante Roger Federer, aunque también afirmó que el suizo mereció la victoria.

“Tengo una ampolla importante que ya me molestaba desde el partido contra Querrey en semifinales. Los fisios hicieron todo lo que pudieron, pero desafortunadamente segui sintiendo dolor. Cada vez que intentaba reaccionar rápido o cambiaba rápido de movimiento era incapaz de hacerlo”, manifestó Čilić, quien señaló que su llanto en el 3-0 del segundo set fue más emocional que otra cosa.

“Era muy duro emocionalmente porque sabía que tiraba por la borda toda mi preparación en los últimos meses. También para mi equipo, porque ha hecho mucho por mí. Creo que he tenido muy mala suerte. De todas formas, no quiero menospreciar la victoria de Federer, se lo merece completamente. Estas cosas son parte del deporte”, destacó el subcampeón.

 
 
 

Noticias Destacadas
Anterior Siguiente

 
fecha 17 de julio de 2017 00:10
ultima modificacion Ultima modificación: 21:12
autor Por: Redacción La Razón
 
 
Todo sobre este tema
 
 
Tras 41 años, Roger Federer gana Wimbledon sin perder un set

Foto AP

Ver galería completa Galeria
 
 
 
 
 
 
 
Secciones
 
website security
Acerca de La Razón
 
Complementario
 
 
Facebook Facebook Twitter Twitter RSS RSS Youtube Youtube
 
La Razón © Todos los derechos reservados 2014
Powered by Web Comunicaciones