Diario La Razón
Miércoles 26 de Abril | 10:15 pm
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Bicentenario, en imaginario michoacano

La muestra invita a la reflexión sobre la Independencia y la Revolución a partir de cómo pensar y reimaginar la plástica de nuestro país

 

En el Centro Cultural Clavijero, lo que fue el Palacio de las Inquisiciones, recientemente restaurado, y que se ha convertido en un excelente lugar para mostrar el acontecer plástico de los michoacanos, dirigido por Vicente Hinojosa, se muestra desde el pasado mes de junio y hasta el próximo 26 de septiembre, la exposición “El Bicentenario y el Centenario: México en los imaginarios de los artistas contemporáneos de Michoacán”, en las salas 9, 10 y 11.

Una muestra con una gama muy amplia de técnicas, de propuestas y lenguajes para abordar el Centenario y Bicentenario de México, con reminiscencias del realismo tradicional, hasta propuestas naif, conceptuales y post conceptuales, con lenguajes neo expresionistas y muy críticos. La exposición recorre los tiempos de los artistas, con un discurso polifónico, incluyente que trata de confrontar y hacer dialogar a sus obras, dándole oportunidad al público de reflexionar y conocer lo que se está haciendo hoy día en Michoacán.

“El Bicentenario y el Centenario: México en los imaginarios de los artistas contemporáneos de Michoacán” está integrada por 130 obras de 82 artistas michoacanos. La Razón conversó en exclusiva con Argelia Castillo, curadora de la muestra y miembro del Consejo de Administración de la Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA), organismo con sede en París, Francia, y Vicepresidenta de AICA-México y que forma parte del Comité Científico de la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Florencia, Italia. Su libro Artistas mexicanos de nuestro tiempo acaba de ser publicado por Morevallado Editores (Morelia, 2010).

¿Cómo se genera la convocatoria de esta exposición? La convocatoria tiene un origen muy puntual, la Secretaría de Cultura de Michoacán, a través del Centro de Investigación de las Artes, que dirige Ivonne Solano, se dio a la tarea de publicar catálogos digitales de lo que están produciendo los artistas contemporáneos en el estado. La primera edición es del 2007, se llamó Plástica Michoacana Contemporánea y la segunda se publicó este año, Arte Visual Contemporáneo de Michoacán, estando los catálogos con la creación de los artistas michoacanos, la idea era que el público viera la obra en vivo, por lo que surge el interés en la exposición, por otra parte el Centro Cultural Clavijero, creó una galería michoacana de arte, con el propósito que de manera permanente expusiera la obra de los creadores locales en un par de salas. Es así que aparece, producto de estas dos necesidades, y en medio de las celebraciones del Centenario y el Bicentenario, se hiciera una reflexión, pero ya no de manera histórica o sociológica, sino una reflexión de estas temáticas a partir de cómo pensar, de cómo reimaginar a nuestro país plástica y visualmente.

¿Qué encontramos en esta muestra de artistas locales contemporáneos? Encontramos esta temática de repensar México a partir de procesos fundacionales, con una gran cantidad de abordaje, tanto desde el punto de vista temático, como de las técnicas y de los medios. Temáticamente encontramos una serie de preocupaciones que coinciden mucho con las del arte contemporáneo, en particular con las propuestas posmodernas, una serie de coordenadas que van de la memoria al olvido, de la cuestión indígena a la mestiza, de lo rural a lo urbano, de la identidad, pero también la añoranza de un México que ya no existe o está dejando de existir, en cambio, mucho de la impronta global, perspectivas muy críticas que van desde la alegoría urbana, hasta la diáspora dada por las cuestiones de la migración, que en Michoacán son muy relevantes. Esta muestra es de un discurso polifónico, que incluye artistas de diferentes generaciones, y es esta polifonía de discursos muy contrastantes, encontramos diálogos, y también francas confrontaciones en cuanto a la manera de abordar el tema. También hay en esta exposición una serie de medios muy amplios, que van desde los artistas que trabajan los más tradicionales como pintura, gráfica, el dibujo, la escultura, hasta medios como la fotografía intervenida digitalmente, el video, y un video juego, igualmente encontramos montajes, instalaciones y técnicas mixtas.

¿Cómo está presente el legado de Alfredo Zalce en estos artistas contemporáneos? Zalce está presente porque buena parte de estos artistas, por lo menos un par de generaciones, fueron alumnos o discípulos del maestro en alguna medida, algunos directamente. Alfredo Zalce creó una escuela en Michoacán, con alumnos, hoy artistas, que ya tienen una trayectoria consolidada como el maestro Juan Torres, hasta maestros de otra generación y que también están presentes.

¿Cómo insertar estas artes plásticas michoacanas dentro del contexto nacional? Por los contenidos que se están trabajando y los medios, Michoacán es un semillero de artistas muy talentosos, que comparten las preocupaciones de forma y de contenido con otros artistas del país y del mundo. La globalidad no sólo tiene que ver con cuestiones económicas sino también culturales, uno puede ver estas preocupaciones por el arte, muy homogéneas en galerías, en bienales en diferentes partes del mundo, incluyendo todos los lenguajes siendo incluyentes con la perspectiva local.

¿Cómo te sentiste curando esta exposición? Es un trabajo interesante y muy apasionado, el integrar a estos artistas de diferentes generaciones con trayectorias establecidas y consolidadas, con lenguaje diferente a los artistas jóvenes. Fue todo un reto reunir a estas tres generaciones incluidas en “El Bicentenario y el Centenario: México en los imaginarios de los artistas contemporáneos de Michoacán”, maestros como Jerónimo Mateo, Juan Torres, Luis Palomares, José Luis Soto, al maestro de la Torre, Rodríguez Oñate, hay una generación intermedia de maestros como el pintor Enrique Ortega, el escultor Salvador Manzano, el fotógrafo Luis Fernando Ceballos, y una nueva generación, en la que podemos mencionar a Arendine Irai Navarro, Erandini Adonay Figueroa, Miguel Alemán Cortés, Jessica Quintana, Jarintzi Muñóz, Jesús López León, Rubén Chuela Álvarez y la artista española residente en Michoacán Ana Soler, que presenta una obra muy representativa en la exposición, donde aparecen unos indígenas concheros ataviados con la indumentaria tradicional, que están comiendo dentro de un Mc Donalds, que es un contraste, reflejo de la realidad actual, ya no global, ya no local, sino glocal. Cómo la realidad penetra, pero se adecúa en la localidad.

¿Por qué visitar “El Bicentenario y el Centenario: México en los imaginarios de los artistas contemporáneos de Michoacán”? Es una oportunidad muy interesante de ver lo que están haciendo los creadores plásticos y visuales de la entidad y coyuntura para que los visitantes se confronten con una serie de propuestas y obras de muy diversa naturaleza, que finalmente refieren al origen del arte como una reflexión del tiempo y circunstancia que le ha tocado vivir a los creadores.

 
 
 

Noticias Destacadas
Anterior Siguiente

 
fecha 7 de agosto de 2010 00:18
ultima modificacion Ultima modificación: 23:32
autor Por:
 
 
Todo sobre este tema
 
 
Bicentenario, en imaginario michoacano
 
 
 
 
 
 
 
Secciones
 
website security
Acerca de La Razón
 
Complementario
 
 
Facebook Facebook Twitter Twitter RSS RSS Youtube Youtube
 
La Razón © Todos los derechos reservados 2014
Powered by Web Comunicaciones