Director General: Rubén Cortés Fernández
Diario La Razón
Búsqueda avanzada »
Viernes 31 de Octubre | 04:02 pm
Facebook Twitter RSS Youtube
 
Pablo Hiriart Pablo Hiriart
 
Pablo Hiriart
 
Reforma energética, contenido y explicación

Pablo Hiriart

 

El problema no es qué hacer con Pemex, sino qué hacer con la riqueza energética que hay en el subsuelo. Ésa es la falla de la propuesta del PRD.

Ojalá el gobierno no renuncie a una reforma energética y evite conformarse con una mano de gato a Petróleos Mexicanos, que desde luego la necesita.

De la reforma importan dos cosas: qué contiene, y cómo se explique a la opinión pública.

El contenido de la reforma debe darnos la certeza de que el petróleo y el gas van a ser mejor explotados en beneficio de los mexicanos.

Necesitamos que, con la reforma, haya más inversión para que haya más empleo.

Y necesitamos que con la reforma obtengamos más petróleo y gas para venderlo y así soportar un mayor gasto público.

El petróleo y el gas deben estar al servicio de los mexicanos.

Mejores escuelas, hospitales equipados con personal capacitado, más infraestructura carretera y ferroviaria, apoyos a las pequeñas y medianas empresas…todo eso necesitamos.

Para concretar lo anterior también necesitamos más dinero. Y ese dinero nos lo pueden dar el petróleo y el gas que afortunadamente hay en el subsuelo nacional.

¿Cómo le sacamos más provecho?

¿Lo guardamos?

¿Lo extraemos en pequeñas cantidades, mientras se agotan los yacimientos accesibles?

¿Y lo que hay en aguas profundas, de lo cual extraemos sólo una mínima parte por falta de tecnología e inversión, también lo guardamos?

Eso es lo que tiene que resolver la reforma que planteen los integrantes del Pacto por México.

Si le van a hacer caso a Cuauhtémoc Cárdenas para apaciguar a López Obrador, y presentan un chisguete de reforma, no habrá valido la pena la discusión.

El debate lleva años, y nos hemos quedado como el único país en el mundo que no se asocia con nadie para sacar mejor provecho a su riqueza energética.

¿Todos van en sentido contrario, menos nosotros?

La otra clave será explicar la reforma. Si es de gran calado, como se espera, tendrá que ir acompañada de una minuciosa explicación porque la propaganda lopezobradorista ya ha comenzado a dar frutos.

Al PRD le dio miedo plantear una reforma energética, porque Morena y su líder les pueden comer bases sociales, es decir votos.

Por eso el balón estará en el campo del gobierno: ¿podrá explicarle al país lo que parece obvio: que nos conviene asociarnos con empresas privadas para obtener mayores dividendos de lo que tenemos en el subsuelo?

Más vale que lo puedan hacer. De lo contrario corren el riesgo de que les suceda como ocurrió con el desafuero: se ganó en el Congreso, pero se perdió en la calle.

phl@razon.com.mx
Twitter:
@PabloHiriart




 
 
fecha 2 de julio de 2013 00:56
ultima modificacion Ultima modificación: 23:58
autor Por: Pablo Hiriart
 
Versión imprimir
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas Despedida 01:23
Notas Relacionadas Las redes de “el más loco” 01:52
Notas Relacionadas ¿Reforma energética, a cambio de impunidad? 01:36
Notas Relacionadas La grosería de Marcelo Ebrard 03:09
Notas Relacionadas Necedad preponderante 02:24