Diario La Razón
Domingo 20 de Agosto | 11:39 pm
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Pedro Sánchez Rodríguez Pedro Sánchez Rodríguez
 
Pedro Sánchez Rodríguez
 
La caída del nuevo PRI

Pedro Sánchez Rodríguez

 

El “nuevo PRI” tiene una idea retorcida de lo que es la impunidad. El 26 de septiembre de 2016 la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI acordó la suspensión de los derechos de militancia a Javier Duarte y a seis de sus colaboradores. El 17 de abril de 2017 el presidente Enrique Peña Nieto declaró que las detenciones de Duarte, en Guatemala y Yarrington, en Italia, son un mensaje firme contra la impunidad, independientemente de lo que determine el Poder Judicial. Es una idea retorcida por su ansiedad, por su impaciencia en esperar que las autoridades criminales castiguen o no los delitos por los cuales son acusados los dos ex gobernadores.

Es innegable que los dos juicios que enfrentará Javier Duarte, primero el de extradición y segundo el juicio oral en México (si procede su extradición desde Guatemala), serán complicados para el ex mandatario veracruzano. En concreto se le acusa de daño patrimonial en 2015 por 16, 349 millones de pesos; de no comprobar la procedencia de 35 mil millones de pesos; de otorgar 131 contratos a 34 empresas fantasma; de poseer o que sus allegados posean 50 propiedades en México y el extranjero; de su ineficacia y posible complicidad en el asesinato de 19 reporteros en Veracruz y la desaparición de otros ocho; de suministrar agua salinizada a niños con cáncer y, de otorgar medicamentos vencidos a la población. Duarte se enfrenta a 45 denuncias de la Auditoría Superior de la Federación, 32 del SAT, tres de Yunes Linares y una de un juez federal.

A pesar de lo anterior, el nuevo sistema acusatorio hace bien en defender su presunción de inocencia, así debiera ser en todos los casos. Caso diferente es la esfera pública, Javier Duarte y su familia se han convertido en la encarnación de la corrupción en México. El ex gobernador se ha convertido en uno de los personajes más despreciables en México, quedan lejos los grandes capos de la droga. De Javier Duarte no es lo más despreciable su sonrisita cínica, su ostentosa fisonomía o sus extravagantes lujos, sino el daño que una amplia red de poder político, económico y financiero pueden lograr.

Hoy, las instituciones criminales del país tienen una oportunidad de probarse y de ganar algo de credibilidad. Pero el beneficio que podría obtener el PRI por su captura y eventual castigo, me parece mínimo. Claramente hay una intención por parte del partido de utilizar este hecho como un escudo ante los señalamientos que vendrán en las elecciones de 2017 y 2018. Sería una estrategia provechosa si se tratara de un caso aislado, pero no lo es. Me pregunto cómo hará el PRI para deslindarse del número de gobernadores y funcionarios públicos de sus filas que son investigados por corrupción.

Si en el 2000 el PRI perdió la presidencia por las crisis económicas que no pudo saldar, el PAN en 2012 la perdió por la violencia del combate a los cárteles del narcotráfico, este PRI está cerca de perderla por su corrupción y su vaga idea de lucha contra la impunidad. La crisis del partido en el gobierno se agudiza al enfrentarse a un personaje como López Obrador que no ha estado involucrado personalmente en escándalos de este tipo (aunque no hay que olvidar que figuras allegadas a él han estado involucradas en casos de corrupción). Si en el 2012 el PRI aparecía como una opción redituable por ser el partido que sabía gobernar, que podía poner en orden a los cárteles de la droga, para 2018, López Obrador, se convierte en un candidato fortalecido capaz de darle el último empujón al PRI.

@hastaelPeter




 
 
 
 
fecha 21 de abril de 2017 02:00
ultima modificacion Ultima modificación: 12:50
autor Por: Pedro Sánchez Rodríguez
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas La defensa de lo nuestro 01:16
Notas Relacionadas Plata o plomo 01:37
Notas Relacionadas Narcopop 00:52
Notas Relacionadas Sistemas inconclusos 01:24
Notas Relacionadas Partidos anti-democráticos 01:07