Diario La Razón
Sábado 19 de Agosto | 12:42 am
Facebook Twitter RSS Youtube
 
 
Ernesto Lozano Ernesto Lozano
 
Ernesto Lozano
 
Apuesta estética, abstracta sin miedos

Ernesto Lozano

 

En la Galería La Miscelánea, en la calle de Tabasco 97b, en la bohemia colonia Roma de la Ciudad de México, encontré la exposición Diálogos con el Espacio, de los pintores Margarita Georgina Posada, Jerónimo Vázquez Melo, Enrique López Pacheco y Verónica Petersen que conforman Colectivo Cuatro, son artistas con un interés por la experimentación plástica, que los llevó a acercarse a la abstracción.

La Miscelánea no pertenece al circuito de sitios legimitadores de artistas, de sitios oficialistas, La Miscelánea es una galería de corte alternativo, que habla de la emergencia de aquellas inquietudes que a lo mejor no se legitimarán hasta dentro de un tiempo, en los espacios ya establecidos en los medios del arte, es una labor meritoria por el riesgo de la galería y por los artistas que se suman a proyectos de estas características. El arte surge y crece de soluciones como éstas. Es reconfortante cuando los galeristas y artistas se unen por la decisión de simplemente hacer arte.

La Razón de México conversó en exclusiva con la Mtra. Madeline Izquierdo, crítica de arte y curadora de la muestra Diálogos con el Espacio.

¿Cómo surge esta exposición, en qué consistió tu trabajo como curadora? En realidad la idea es de los artistas, ellos son los que me llaman para que les ayudara, dos de ellos ya me conocían, hasta ese momento sólo eran algunas ideas balbuceantes sobre que era lo que se iba a hacer, estos artistas tenían claro que su denominador común es la abstracción, pero elegir las piezas era algo que estaba por definir, seleccionar obras contra espacio y contra el propio amor del artista a la obra, al ser una exposición colectiva cambia la postura de ellos con respecto a la exposición. Comencé por escribir palabras sobre la obra de cada uno de los cuatro artistas. Algo importante para los creadores es lo que llamo la maduración de la autoconciencia creativa, esto significa que la persona se haga responsable y tenga una mirada profunda sobre su propia poética y que en función de esto haya una línea orientadora de qué debe ser lo que elija, dependiendo en este caso, que es una exposición colectiva.

¿Cuándo comienzas a visualizarlos como colectivo de artistas abstractos? Cuando se requirieron unas palabras para la sala, es que me vuelco a pensar en ellos como grupo, como colectivo, mi trabajo consistió más en teorizar, crear perfiles individuales, hacerlos a ellos concientes de ciertas direcciones que seguían en su obra. Los cuatro artistas estuvieron a tono en cuanto a qué elegir para exponer. Ellos fueron muy ubicados, sin la actitud tradicional del curador que elige piezas, ellos eligieron sus propias piezas a partir de la maduración de su mirada acerca de su propia obra, logrando una sincronía real. Al principio llegué a pensar que lo que estaba enfrentando en la obra de este colectivo era un poco parecido a la abstracción, pero no es exactamente abstracción y se trata de cuatro personas que no tienen relación. Mientras fue avanzando el proceso, y esto es importante en cualquier acto de cultura, el diálogo fue lo que los hizo generar una exposición de este tipo, que a mi juicio, pertenece al mundo de este arte que se legitima de manera paralela a los grandes espacios de la cultura en cualquier país, pero que van marcando la dirección de lo que está pasando en el arte, en este caso en la Ciudad de México.

¿Qué hace homogéneo el trabajo de cuatro artistas que provienen de países y culturas diferentes? Estamos viviendo en la actualidad un proceso de globalización, que en la cuestión de ubicar los intertextos acerca de qué se está haciendo en arte, esto se genera a partir de intercambios que ya trasciende los límites nacionales, estos tres países se unen porque hay un fenómeno, en el cual participo también, de las migraciones de intelectuales y artistas, de un sitio a otro, la gente ya no busca la autoctonía, lo que buscan son caminos que puedan ser concluyentes en el acto de pintar.

¿Qué particularidades tienen estos cuatro creadores? La obra de Verónica Petersen, la conozco con mucho detalle, es una obra refinada desde el punto de vista del tratamiento de texturas, de efectos visuales, de la composición. Verónica es una artista muy responsable en buscar su camino hacia la abstracción. Esta artista comenzó siendo figurativa, hoy es una pintora abstracta, que para los pocos años que lleva trabajando la pintura, puedo decir que es una joven promesa de la que se puede esperar mucho, porque trabaja de una manera muy disciplinada.

En el caso de Enrique López Pacheco, ya lo trataba desde antes, es un gran maestro en la enseñanza de los medios del arte, para hacer pintura. Enrique tiene una obra quizá un poco intuitiva desde el punto de vista de la búsqueda plástica, pero es una obra de alquimista, por los materiales que utiliza, las combinaciones, las variaciones de soportes, es un artista con una mirada madura acerca de cómo hacer arte. En la obra de Enrique encontramos poesía, una especie de mirada metafórica sobre los problemas del hombre, la dimensión antropológica, los problemas del alma, un tipo de discurso que si bien es muy personal, se proyecta hacia un sentido universal, este artista queda entre los abstractos porque su trabajo con los medios formales dan la garantía de que su obra tiene que ver dominantemente con los soportes de la abstracción.

Jerónimo Vázquez Melo es un artista que su estética está proyectada hacia un buen mal gusto, como dijera Margarita Ribiere, al hablar de la evolución de la moda en los noventas y en el plano estético este juego pendular, entre belleza y fealdad, permite que una obra como la de Jerónimo pueda tener un reconocimiento importante, tiene mucho que ver la impronta callejera mexicana del graffiti, tiene mucho del juego con el Pop Art, de una recreación de elementos ideológicos, de una ideología de lo que se llamó la izquierda, que ha perdido importancia dentro del arte, pero tiene un regusto que es socialmente mexicano, su impacto dentro de este colectivo es importante porque desde el punto de vista sociocultural, es una dirección que no se puede perder de vista. En su obra encontramos lo que siente el hombre de la calle mexicana, la obra de Jerónimo está muy bien tratada desde el punto de vista plástico, es una obra osada por los materiales que utiliza dentro de la estética del feísmo, una obra seductora al jugar con situaciones límites del sentimiento humano.

Margarita Georgina Posada, artista de origen colombiano, es muy joven, el acento de su pintura es muy romántico, una pintura brutalista. Uno la palabra romántico con brutalismo, porque Margarita está haciendo una búsqueda instintiva, interior, introspectiva para hacer pintura. Entre todas las obras de la exposición, es ésta la más desgarradora, al ser la que rompe con más fuerza, con los modelos tradicionales de la pintura-pintura, aunque las puertas se las abre el expresionismo abstracto norteamericano. Margarita es la genuinamente abstracta de este colectivo.

Si queremos sentir en las venas la cultura, hay que ir a espacios como la Galería La Miscelánea, donde podremos ver procesos emergentes en el arte y conocer la obra de artistas que llegarán sin dudas a ser figuras importantes dentro del contexto mexicano. Es una de las miradas a la historia del arte mexicano, que es plural y multifacética. Diálogos con el Espacio es una exposición sin miedos.

http://ernestolozano.artelista.com

http://blogs.razon.com.mx/deartesvi...




 
 
 
 
fecha 16 de enero de 2011 00:40
ultima modificacion Ultima modificación: 01:57
autor Por: Ernesto Lozano
 
 
Todo sobre este tema
Noticias relacionadas
 
Noticias relacionadas Noticias relacionadas
Notas Relacionadas El legado de Ernesto Lozano, por siempre 11:58
Notas Relacionadas Muere el artista plástico Ernesto Lozano 11:14
Notas Relacionadas Obra gráfica contemporánea 00:10
Notas Relacionadas De lo cotidiano al arte 00:16
Notas Relacionadas Francesca y sus imaginario escultorio 00:15