A consulta pública, el NAIM

PULSO POLÍTICO

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Si finalmente el destino de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México se va a someter a una consulta pública para que “el pueblo soberano decida”, como lo reiteró el Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, la pregunta que surge de inmediato es, entonces: ¿para qué esperar a conocer el análisis de especialistas, técnicos e ingenieros que, según se anunció, será dado a conocer hoy?

La decisión anticipada del próximo mandatario de la nación es que de esa manera, con lo que opine “el pueblo”, no quienes más saben de ello, se resuelva si ese proyecto continúa, se cancela, se concesiona a la iniciativa privada que lo lleve adelante, lo pague, concluya y opere; o si se construyen dos pistas en la base militar de Santa Lucía.

DE ESO Y DE AQUELLO

Lejos de amainar, arrecian las críticas e inconformidades, no solamente de gobernadores y legisladores, sino también de juristas, constitucionalistas y académicos por la designación de 32 coordinadores estatales, quienes ven en ello un severo golpe al cacareado federalismo, sin que haya hoy quién se atreva a señalarlo.

Mucha culpa de ello la tienen algunos de los propios mandatarios estatales,  actuales y quienes ya lo fueron, por esa proclividad que han tenido, sexenio tras sexenio, de desviar ilícitamente los recursos federales para la realización de programas y obras estatales o, de plano, para acumular fortunas personales con toda impunidad, como abundan ejemplos recientes y pasados.

Ante ello, y sin advertir consecuencias, el próximo Presidente de la República decidió designar a los coordinadores estatales que tendrán responsabilidades concretas, entre ellas, la recepción, manejos y destinos presupuestales, cuyo cumplimiento, sólo a él, directamente, deberán informar, lo que dejará a los gobernadores electos constitucionalmente por el voto ciudadano como meras figuras decorativas.

Además, habrá que ver, en caso de que los resultados no sean los que se esperan, quiénes serán los responsables: los coordinadores estatales designados directamente por el Ejecutivo Federal, todos miembros, excandidatos a cargos de elección popular —principalmente a las mismas gubernaturas por las que contendieron y perdieron— y simpatizantes de su Movimiento de Regeneración Nacional, o los mandatarios estatales.

Hsta ahora, que se sepa, salvo declaraciones de inconformidad a los medios de comunicación, ninguno de los gobernadores que desde el 1 de diciembre cumplirán su mandato con coordinadores estatales al lado han ido más allá; no por prudencia o respeto, sino ante el riesgo de un enfrentamiento directo con el nuevo Presidente.

A cuatro meses y medio de  que se inicie el nuevo gobierno no hay ningún viso de esa “rebelión” de la que algunos hablan que podría darse desde el seno mismo de la Conferencia Nacional de Gobernadores, porque no hay uno que se atreviera a encabezarla.

Francisco Cárdenas Cruz
Francisco Cárdenas Cruz

Latest posts by Francisco Cárdenas Cruz (see all)