• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El Senador recorre uno de los estacionamientos del Senado, ayer. Foto: Cuartoscuro
El Senador recorre uno de los estacionamientos del Senado, ayer. Foto: Cuartoscuro

El coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, adelantó que presentará un plan de austeridad a la Junta de Coordinación Política (Jucopo), de la que también será presidente, que incluye la subasta de vehículos asignados a ese órgano.

“Hay un número indeterminado; algunos hablan de 170; ahora tenemos 100 aquí, pero son entre 150-170. Por todos ellos se pagan seguros, gasolina, estacionamiento, mantenimiento; todo eso se va a dejar de hacer”.

Ayer, el exdelegado en Cuauhtémoc recibió 91 vehículos, de los cuales, 20 estaban asignados a órganos de gobierno, 33 a grupos parlamentarios y 23 a áreas administrativas. Las unidades se encuentran a resguardo en los estacionamientos de Reforma e Insurgentes.

  • El Dato: En materia financiera, Monreal aplaudió la revocación del tribunal a la sanción de 197 mdp contra el fideicomiso por el 19-S.

Los vehículos estuvieron a disposición de la LXIII Legislatura, su mantenimiento, seguros, consumo de gasolina, estacionamiento y todos los gastos corrían a cargo del Senado; a partir de ahora, quienes deseen conservar la unidad, tendrán que cubrir los gastos.

Respecto al bono que recibiría cada legislador, por más de 300 mil pesos, afirmó que éste se suspendió y no será entregado, porque “no puede haber Senado rico para pueblo pobre”, y agregó que a final de año se calculará el monto que pueda reunirse.

“En diciembre vamos a hacer el cálculo para regresar todo. Deseo que sea cuando menos 30 por ciento de los mil 400 millones que tenemos de presupuesto de septiembre a diciembre, para reintegrarlo al erario”.

Monreal añadió que el resto de los grupos parlamentarios están de acuerdo con la reducción de 30 por ciento en el costo del Senado y que cada legislador pague sus propios gastos, pues ya no se pagarán facturas por comidas o telefonía, ya que cada quien sólo contará con su dieta, que será disminuida a 103 mil pesos.

“El Senado dejará de ser una casa de privilegios y será austero. Va a cumplir con su función; un Senado más cercano a la gente, con mayor sensibilidad frente a las necesidades del país”, sentenció.

Compartir