Con escándalo sexual, Trump enciende la Casa Blanca

Stephanie Clifford recibió 130 mil dólares como parte de un acuerdo de confidencialidad; The Wall Street Journal difundió que el encuentro sexual tuvo lugar un año después de haberse casado con Melania

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

El abogado personal del presidente estadounidense, Donald Trump, arregló un pago de 130 mil dólares a una actriz pornográfica para que no relevase públicamente un encuentro sexual con el ahora mandatario, reportó el diario The Wall Street Journal.

Stephanie Clifford, cuyo nombre artístico es Stormy Daniels, refiere a un encuentro sexual con Trump después de que ambos se conocieran en el torneo de golf American Century Championship de celebridades en Nevada en 2006, que se lleva a cabo durante la segunda semana de julio en el campo Edgewood Tahoe en Stateline.

Trump se había casado con la actual primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, un año antes en Palm Beach, Florida, señala el rotativo.

De acuerdo con la indagatoria del periódico, un mes antes de la elección presidencial del 2016, Clifford llegó a un acuerdo por 130 mil dólares que le impedía revelar el encuentro públicamente.

El abogado de Trump, Michael Cohen, dijo que Trump niega que haya tenido una relación sexual con Clifford.

La Casa Blanca dijo que el artículo del Journal es “un reporte viejo, reciclado, que fue publicado y enérgicamente negado antes de las elecciones”.

 Stormy Daniels, además de ser actriz, directora y productora de cine porno tuvo también un brevísimo paso por la política, cuando en 2009 anunció a los medios su intención de convertirse en senadora del estado de Luisiana.

Pero este no ha sido el único escándalo sexual que ha surgido en la Casa Blanca, ya que, en 1998, el presidente estadounidense, Bill Clinton (de 49 años) y Mónica Lewinsky (de 22 años) fueron el centro de atención al conocerse las presuntas relaciones íntimas que sostuvieron durante varios años la pasante y el Jefe de Estado, casado y demócrata.

Bill Clinton y Mónica Lewinsky

Mónica Lewinsky trabajó como becaria en la Casa Blanca desde 1995 y durante los dos mandatos de Bill Clinton (1993-1997 y 1997-2001). El escándalo estalló durante los últimos años de su segundo mandato, haciendo que casi le costara la Presidencia a Clinton.

La pasante de la Oficina de Asuntos Legislativos de la Casa Blanca le confió la información del amorío a su “amiga” Linda Tripp (empleada del Pentágono), quien grabó a escondidas las conversaciones en las que Lewinsky le contaba cómo fueron los encuentros sexuales y ésta los difundiera a los medios de comunicación.

 

 

 

 

 

 

cls