Acuerdan hora del cónclave; inicia a las 09:30 de México

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Foto AP


Mañana es la cita cumbre para elegir al sucesor de San Pedro; la hora ya quedó fijada: será a las 16:30 horas, tiempo de Roma, 09:30 en la ciudad de México.


Los 115 cardenales electores y los 91 no electores celebrarán hoy la última reunión precónclave, en la que ajustarán la descripción del puesto que ocupará quien encabece la Iglesia.

El ritual empezará a las 16:15 horas, cuando los cardenales se reúnan en la capilla Paulina para partir, en procesión, hacia la Capilla Sixtina. Una vez adentro iniciará el canto “Veni Creator Spiritus”, con el que pedirán la ayuda del Espíritu Santo, después los que son ajenos al cónclave saldrán del recinto y cerrarán las puertas. Cada elector realizará el juramento con el que se compromete a mantener en secreto todo lo que se diga o haga durante el encierro.

Ahí comienza el primer escrutinio. Cada elector escribirá el nombre de su candidato y lo depositará en una charola para incinerar; cuando se tenga al cardenal que obtenga dos tercios, o 77 votos, necesarios para ganar, se hará el anuncio: Habemus papam.

El primer día se espera la emisión de una fumata negra, pues, de acuerdo con Federico Lombardi, vocero del Vaticano, “no se tiene una decisión cabalmente tomada”; sin embargo, considera que el trabajo del cónclave “es un proceso que puede ser cumplido en unos cuantos días sin mucha dificultad”.

El miércoles habrá dos escutrinios, uno en la mañana y otro en la tarde, a las 12:00 y las 19:00 horas, respectivamente. El anuncio de nuevo Papa vendrá con la fumata blanca y con las campanadas de la Basílica de San Pedro.

De acuerdo con la constitución apostólica Universi Dominici Gregis si después de tres días de escrutinios no hay resultados positivos, se suspenderán las votaciones por un día.

El protocolo terminará con la presentación del nuevo Papa en el balcón hacia la plaza de San Pedro. Este sucesor de Benedicto XVI debe recuperar las actividades de la santa sede, el trabajo de la curia y mejorar la imagen de la Iglesia, deteriorada por los casos de abuso sexual.