• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El DT baila durante su primer día de entrenamiento, ayer. Foto: AP
El DT baila durante su primer día de entrenamiento, ayer. Foto: AP

Diego trastabilló antes de recibir la 10 de Dorados, pero apenas la tuvo en manos, hinchó a lo argentino por el Gran Pez. El D10S, acostumbrado ya a los reflectores, los cuestionamientos, la prensa y todo el devaneo que demanda el mundo del futbol, ayer bajó cada pelota con el pecho, lo puso en los pies y no se cansó de lucirse, con la bandera de nobleza y sinceridad. La verborragia del Pelusa  dejó boquiabierto a todos; del posible odio pasaron a la aceptación.

“No venimos de paseo, no venimos de vacaciones, venimos a trabajar, a darle una mano a los muchachos, pero necesitamos que la gente esté con nosotros, eso y lo que yo les pueda inyectar a los chicos en temas motivacionales, con eso será bravo ganarnos. Agradezco a los que me quieren y a los que no, les agradezco que me escuchen”, expuso El Barrilete Cósmico.

Maradona comenzó su discurso exponiéndose, abriéndose, creando un apego entre él, su afición y la prensa y aunque sabe que el club al que dirigirá es antepenúltimo de la Liga de Ascenso, lo toma como un reto que personal que justo lo ayuda en lo emocional.

“Yo no me escondo, ni mato, ni miento, lo juro por mi mamá y mi papá que están arriba. Quiero que entiendan que los técnicos nos llevamos un elefante en el hombro y eso no es poco”

Diego A. Maradona

“Agradezco a toda la gente de Dorados por pensar en mi. Tuve un montón de traspiés en mi vida; hoy tengo 57 años y asumo esta responsabilidad como quien tiene un hijo en sus brazos. Puedo decir mucha cosas, pero desde que dejé la enfermedad hace 15 años he buscado un cambio; decían del dopaje y el dopaje, pero quiero decirles que cuando yo consumía era dar un paso atrás y le quiero decir a los jugadores de futbol que deben dar un paso para adelante”, aseveró. Y continuó con su discurso.

“Yo me quedé sin trabajo, sin medalla, sin familia, pero salí y, como todos, fui juzgado, porque muchos creen tener la palabra de la verdad. Hay gente que hace peores cosas que nosotros, pero ellos no salen en diarios. Yo aquí vine a trabajar, vine a dejar mi corazón, como lo dejé en el Al Fujairah, que hacia 300 kilómetros para ir. Cuando pongan un titulo, aquí, pongan un ascenso”, expuso.

“Vengo a Dorados porque no me fue a buscar América, me fue a buscar Dorados y respeto a los dos clubes. Perdí mucho tiempo sin trabajar, pero quiero levantarme cada día para dar algo nuevo”

El Pibe de Oro también dejó claro que si bien su imagen pondrá los ojos y la atención de muchos en la Liga de Ascenso, en Dorados y, desde luego, en el futbol mexicano, su misión sólo se limita a sacar adelante al Gran Pez. Además confesó que antes de la oferta de los norteños, tuvo pláticas con otro clubes de su país, incluso selecciones de Sudamérica.

“Yo no vengo a resolver el futbol mexicano, yo vengo a darle una mano a Dorados y Dorados me la da a mí. Tuve ofertas en Argentina, importantes; estuve hablando con Evo Morales y me ofreció la selección boliviana; Nicolás Maduro me ofreció la selección venezolana, pero yo aún quiero patear el césped, en algún momento les diré que sí, pero por ahora quiero estar en Dorados”, indicó.

Apoya al tricolor. Cuando se dio a conocer que Maradona llegaría al banquillo de Dorados, lo primero que vino a la cabeza de sus detractores fue la declaración que dio sobre la candidatura tripartita de Estados Unidos, Canadá y México, para realizar el Mundial de 2026, a lo que el Diez aseveró que el nivel del balompié azteca era raquítico. Ayer lo aclaró.

“Emocionalmente me siento en el mejor momento de mi vida, tengo alguna que otra pelea con una exmujer, pero no pasa nada. Quiero darle a Dorados lo que me perdí cuando estaba enfermo”

“Muchos me dicen que hablé mal de México, pero yo quiero que México dé partidos importantes, quiero que se codeen con Alemania, con Holanda, con Bélgica; que no juegue contra El Salvador… con el perdón y el respeto. Pero si tú miras al mexicano, son muchos futbolistas jóvenes; si México hubiera jugado partidos importantes desde antes hubiera más nivel. México le ganó a Alemania y esos partidos no son para sufrirlos, son para verlos tranquilito”, reveló.

El Turco Mohamed convenció al Pelusa

Si bien Diego Armando Maradona tuvo ofertas importantes para dirigir, antes que la de Dorados, fue el ahora timonel del Celta de Vigo, Antonio Mohamed, el que le habló bien del futbol mexicano.

“Dije que sí porque tengo una amigo llamado Antonio Mohamed y cada vez que comíamos un asado me hablaba de Dorados, ya tenía pláticas con los bielorrusos, pero eso lo dejaré para mucho muy adelante, porque pienso quedarme por un buen rato acá”, dijo el estratega argentino, quien también contó que el extimonel de Xolos, América y Monterrey lo está asesorando.

“Hemos estado hablando con gente que sabe, hablé con el Turco y me ha estado aconsejando. A nuestro cuerpo técnico los iremos conociendo conforme pase el tiempo, muchos de los ya saben lo que es el futbol mexicano y poco a poco irán entendiéndose con los muchachos”, concluyó.

Diego Armando Maradona

  • Nacimiento: 30 de octubre de 1960
  • Estatura: 1.66 m
  • Debut como entrenador: 9 de octubre de 1994
  • Debut como jugador: 20 de octubre de 1976