• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Jugadores teutones, tristes tras ser eliminados de Rusia. Foto: Especial
Jugadores teutones, tristes tras ser eliminados de Rusia. Foto: Especial

El Mundial de Rusia 2018 fue atípico en muchos sentidos, como el hecho de que tuviera como ausentes a selecciones como la de Italia, Chile, Holanda y Estados Unidos, además vio caer a Alemania, que hasta entonces era campeona del mundo, en la primera ronda, mientras que Argentina, el otro finalista de la penúltima justa veraniega festejada en Brasil 2014, también hizo un gris papel y quedó en el lugar 20. Su desempeño puso a estas dos selecciones en peldaños muy abajo en el Ranking de la FIFA.

Los teutones cayeron de forma dramáticamente en la lista, pues bajaron 14 puestos tras haber sido líder de la clasificación desde agosto del 2017; apenas quedaron un lugar por encima de la selección de México, que perdió una posición respecto al mes de julio.

La FIFA, que señala que esta clasificación está “alterada por el Mundial y la adopción de un nuevo modelo de cálculo”, destaca la caída de Alemania.

“Decidimos variar un poco el cálculo de la clasificación, establecida cada mes, para dar más peso a los partidos oficiales”, explicó en junio el presidente del organismo internacional, Gianni Infantino, con el objetivo que la nueva fórmula “esté un poco menos sujeta a críticas”.

  • El Dato: Brasil es tercera, Croacia, la subcampeona, es cuarta; es el mejor puesto en su historia, el cual no lograba desde 2013.

El nuevo sistema de clasificación fue establecido “por un grupo de especialistas del deporte y de la estadística” y basado “en el método de cálculo Elo”, explicó entonces la FIFA, según la cual esta nueva fórmula debería “evitar potenciales manipulaciones de la clasificación y ofrecer a todos las mismas oportunidades de ascender en el ranking”.

Entre las novedades que arrojó este sistema fue que los equipos inactivos mantienen sus puntuaciones, ya que los partidos ya jugados no pierden valor. No obstante, esta fórmula penaliza perder o empatar ante rivales más débiles excepto en los enfrentamientos de las rondas de eliminación directa de las grandes competiciones, como un Mundial.

Así, el modelo ha provocado variaciones en la clasificación de agosto. Francia lidera la clasificación. No ocupaba el primer puesto desde mayo del 2002.

Compartir