• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

Después de cinco meses de decrementos, la inflación tuvo un ligero repunte en el mes de junio con respecto al mes inmediato anterior, al pasar de 4.51 a 4.65 por ciento, por lo que registró un alza de 0.39 por ciento mensual, principalmente por el incremento en los energéticos y algunos productos agropecuarios.

Por lo que el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró su primer avance, luego de dos meses seguidos con caídas y el mayor ascenso desde enero pasado, cuando subieron 0.53 por ciento, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De acuerdo con Banorte Casa de Bolsa, el crecimiento registrado en el indicador estuvo por encima del consenso, que estimaba un repunte mensual de 0.33 por ciento y por debajo del mismo se estimaba un crecimiento de 0.48 por ciento.

Gráfico: La Razón de México

Asimismo, la inflación subyacente tuvo una variación de 0.23 por ciento en línea con lo esperado. La principal desviación del estimado de la institución se debió a una sobreestimación de los precios agrícolas de 3.0 puntos base contra el estimado de 6.0 puntos.

El índice de precios subyacente presentó un aumento mensual de 0.23 por ciento y una tasa anual de 3.62 por ciento; al mismo tiempo, el índice de precios no subyacente subió 0.84 por ciento mensual, alcanzando de este modo una tasa anual de 7.79 por ciento.

Al interior del índice de precios subyacente, subieron los precios de las mercancías en 0.13 por ciento y los de los servicios en 0.32 por ciento, a tasa mensual.

Dentro del índice de precios no subyacente, el subíndice de precios de los productos agropecuarios mostró una reducción de (-)0.32 por ciento; en tanto que los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno se elevaron 1.53 por ciento en su comparación mensual.

Al interior del reporte se observó que los precios de la energía fueron los principales contribuyentes al índice de precios al consumidor en junio, luego de que su incidencia fue de 0.24 puntos porcentuales sobre la inflación general y su impacto fue parcialmente compensado por los precios de bienes agrícolas y pecuarios, que cayeron 0.32 por ciento en el mes.

Con estos datos, Citibanamex reiteró su pronóstico de inflación de 4.0 por ciento a finales de 2018; no obstante, los resultados actuales apuntan a otro incremento en los riesgos de inflación, debido al aumento en los precios de la energía, así como al repunte en precios de frutas y verduras, donde bienes se encuentran en niveles bajos.

Gráfico: La Razón de México

Más subsidio a gasolinas, menores ingresos

Luego de que el 29 de junio, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México  anunciara que los estímulos fiscales al IEPS (impuesto especial sobre producción y servicios) a la gasolina aumentarán 43 por ciento en 2018 como parte de la política del gobierno de suavizar los incrementos del precio de los combustibles, es importante precisar que el aumento de los subsidios es negativo, según Moody’s.

En términos crediticios para los estados y municipios mexicanos, dicho subsidio limitará el crecimiento de las transferencias federales no etiquetadas, alertó la calificadora.

Durante los primeros cinco meses de 2018, los ingresos del IEPS a gasolinas tuvieron una caída de 8.0 por ciento, en comparación con igual período del año anterior. Los ingresos disminuyeron a 3.7 por ciento de los ingresos totales.

Compartir