• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Carlos Joaquín González, Andrés Manuel López Obrador, Manuel Velasco, Alejandro Moreno, Arturo Nuñez y Adán López, ayer.

El Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, informó que los trabajos para la construcción del Tren Maya, que conectará cinco entidades del sur del país, iniciarán formalmente el 1 de diciembre próximo, con la licitación de la obra, y adelantó que dicho proyecto deberá estar listo en máximo cuatro años “sin excusas ni pretextos”.

Así lo expresó al término de un encuentro con los gobernadores constitucionales y electos de Chiapas, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán, quienes respaldaron el proyecto de construcción y ante quienes el futuro mandatario reiteró que el objetivo principal de la estrategia es desarrollar económicamente al sur-sureste del país.

“Es un proyecto que consideramos prioritario, estratégico para el desarrollo de la nación, y recordar que esto va a significar trabajo, va a significar empleos en toda esta región; es una inversión pública federal que no se había dado en mucho tiempo, hablamos de 150 mil millones de pesos, ahí les dejo de tarea si en otro tiempo se ha hecho una inversión así para los habitantes del sureste sólo en un programa”, indicó. 

López Obrador reiteró que la obra que será financiada con recursos públicos y privados, y que parte del dinero que pondrá la federación, se obtendrá con los impuestos al turismo.

“Ya nosotros estamos contemplando que todo el impuesto que se cobra a turistas y que se utiliza para el fomento al turismo, se va a destinar a este programa, se habla de alrededor de 8 mil millones de pesos.

“Se va a construir el tren utilizando el derecho de vía tanto de la carretera que administra la Secretaría de Comunicaciones y Transportes como el derecho de vía de las líneas férreas”, explicó.

El próximo titular del Ejecutivo invitó a la iniciativa privada a invertir en turismo: “El proyecto busca que haya desarrollo colateral en toda la región, por ello vamos a invitar al sector privado a participar para invertir en zonas específicas, y desarrollar el potencial turístico que tiene el país”.

A nombre de los gobernadores, el mandatario de Quintana Roo, Carlos Joaquín González refrendó su apoyo al Presidente electo.

“Vamos a cumplir con las responsabilidades que tenemos, vamos a apoyar en los derechos de vía, apoyar en los proyectos ambientales, trabajar con las comunidades, y destacar que la gente ve con buenos ojos este proyecto, los ciudadanos creen en este proyecto y nosotros lo vamos a respaldar decididamente”, expresó.

Andrés Manuel López Obrador, aseguró que en los últimos 30 años todo es desarrollo se ha centrado en la Riviera Maya, en Cancún, mientras el resto del sureste quedó en el abandono.