• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Janine Otálora, presidenta del TEPJF, con López Obrador. Foto: Especial
Janine Otálora, presidenta del TEPJF, con López Obrador. Foto: Especial

Entre gritos de “sí se pudo” y “¡Presidente! ¡Presidente!”, Andrés Manuel López Obrador arribó en su jetta blanco, acompañado por sus hijos Andrés Manuel y Gonzalo y sin la presencia de su esposa Beatriz Gutiérrez y de su hijo menor, Ernesto, y de su vocero César Yáñez, al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) para recibir su constancia de Presidente electo.

Eran cerca de las 13:00 horas. En el recinto electoral ya lo aguardaban sus invitados especiales, entre morenistas, priistas y de otros partidos: Alfonso Romo, Olga Sánchez Cordero, Manuel Bartlett, Elena Poniatowska…, de Morena; Claudia Ruiz Massieu, dirigente del tricolor; Alberto Anaya, del PT, así como consejeros del Instituto Nacional Electoral, del INAI, ministros de la Suprema Corte…

Al entrar a la sala de sesiones, el morenista subió al estrado para recibir, de manos de la magistrada presidenta, Janine Otálora Malassis, la constancia que lo acredita como Presidente electo de los Estados Unidos Mexicanos.

Gráfico: La Razón de México

Enseguida tomó la palabra. Durante su discurso López Obrador ofreció respeto a la división de poderes y respetar el Estado de derecho.

“El Ejecutivo no será más el poder de los poderes, ni buscará someter a otros poderes. Cada quien actuará en el ámbito de su competencia y la suma de los trabajos respetuosos, independientes, fortalecerá la República y el estado de derecho”.

El tabasqueño también ofreció respeto al Poder Judicial y no intervenir en los veredictos, pues, aseguró, será un Presidente que no tendrá palomas mensajeras ni halcones amenazantes.

“Actuaré con rectitud y con respeto a las potestades y la soberanía de los otros poderes legalmente constituidos; ofrezco a ustedes, señoras y señores magistrados, así como al resto del Poder Judicial, a los legisladores y a todos los integrantes de las entidades autónomas del Estado, que no habré de entrometerme de manera alguna en las resoluciones que únicamente a ustedes competen… Ninguna autoridad encargada de impartir justicia será objeto de presiones ni de peticiones ilegítimas cuando esté trabajando en el análisis, elaboración o ejecución de sus dictámenes y habrá absoluto respeto por sus veredictos”.

Afuera del Tribunal ya se habían apostado unas 200 personas, atrás de las vallas que desde temprano habían colocado elementos del Estado Mayor Presidencial. Simpatizantes con alta expectativas en el tabasqueño. Hombres, mujeres, ancianos, jóvenes, niños. Algunos ondeando banderillas rojas del Frente Popular Francisco Villa, otros, pancartas de apoyo para el ahora ya Presidente electo. Adentro, el morenista continuaba su discurso.

Gráfico: La Razón de México

Al rendir un homenaje al pueblo mexicano por su vocación democrática y reconocer la madurez política de quienes aceptaron los resultados electorales el pasado 1 de julio, López Obrador refirió que la ciudadanía está harta de la prepotencia, el influyentismo, la deshonestidad, la ineficiencia y desean, “con toda el alma poner fin a la corrupción y a la impunidad”.

“Voy a cumplir todos los compromisos de campaña, no le voy a fallar a los ciudadanos y habré de ser fiel en todos mis actos al interés, la voluntad y el bienestar del único que manda en este país: el pueblo de México. ¡Que viva la cuarta transformación del país! ¡Que viva la nueva república! ¡Que viva la voluntad soberana del pueblo! ¡Viva México!, indicó, al tiempo que, afuera, en la calle Carlota Armero donde se colocaron pantallas en la banqueta para que sus simpatizantes pudieran seguir la ceremonia, todo era aplausos y vivas.

Cerca de las 14:00 horas, la magistrada Janine Otálora dio por clausurada la sesión solemne y AMLO se dirigió a la salida.

  • El Dato: El Presidente Enrique Peña recibirá este jueves en Palacio Nacional a su sucesor, Andrés Manuel López Obrador. El encuentro se realizará alrededor de las 18:00 horas y será de carácter privado.