Advierte AMLO que va a cancelar compra de 8 helicópteros militares a EU

La compra representaría un gasto de 1,200 mdd; no podemos hacer ese gasto, afirma; el Departamento de Estado de EU ya había dado visto bueno a la compra, pues serviría para labores de vigilancia en México

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Las aeronaves son fabricadas por la industria militar Lockheed-Martin (Foto: Especial)

El presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo que cancelará la compra de ocho helicópteros de combate que la Secretaría de Marina tenía previsto adquirir a Estados Unidos, informó Associated Press.

López Obrador aseguró que anulará el contrato de los ocho MH60R de la empresa Lockheed-Martin que ya estaban autorizados por el gobierno estadounidense como un ejemplo de la política de austeridad que va a llevar a cabo su gobierno, ya que dicha compra supondría un gasto de 1,200 millones dólares.

“Esa compra se va a cancelar porque no podemos hacer ese gasto”, afirmó en conferencia de prensa.En abril, el Departamento de Estado dio el visto bueno a la venta de los helicópteros con el argumento de que mejorarían la seguridad de uno de sus socios estratégicos regionales y ayudarían a México en su combate contra el crimen organizado.

Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo, durante su llegada a la reunión que sostuvo con senadores y diputados federales electos y plurinominales. (Foto: Cuartoscuro)

La oficina de asuntos políticos y militares del Departamento de Estado explicó en un correo electrónico que el periodo de 30 días de notificación al Congreso ya concluyó y que el siguiente paso sería que México envíe una carta de aceptación con los detalles de la compra que se gestionaría a través del Departamento de Defensa.

Cuando el acuerdo de compra-venta de los helicópteros de combate se hizo público, López Obrador pidió al Presidente Enrique Peña Nieto que lo cancelara. Ahora, los comentarios en el mismo sentido tienen lugar dos días antes del encuentro que el presidente electo tendrá con varios miembros del gabinete de Donald Trump, entre otros, el secretario de Estado, Michael Pompeo, y el asesor de la Casa Blanca y yerno del presidente, Jared Kushner.

Durante la campaña, López Obrador ya había criticado la compra de equipamiento militar e insistió en que su apuesta no era por la guerra y la carrera armamentística sino por la paz que vendría a partir de la justicia.

En la misma línea de lograr un mayor ahorro, había dicho que cuando llegara a la presidencia vendería el avión presidencial, un Boeing 787 que llegó a México en 2016, porque seguiría viajando en vuelos comerciales.

“No me voy a subir a este avión”, declaró.

La conferencia de prensa del miércoles del ganador de las elecciones del pasado 1 de julio tuvo lugar después de un encuentro con los legisladores electos de su partido a quienes les presentó su primera docena de prioridades legislativas. Entre ellas, destacó modificar la reforma educativa o la tipificación de actos vinculados a la corrupción, el robo de combustible o el fraude electoral como delitos graves y sin posibilidad de fianza.

Todos esos asuntos estuvieron muy presentes durante la campaña. La lucha contra la corrupción fue la gran promesa reiterada hasta la saciedad. López Obrador reiteradamente había denunciado en elecciones anteriores haber sido víctima de fraude y el robo de combustible es una actividad al alza: el año pasado los ladrones perforaron oleoductos de la petrolera estatal en 10,363 ocasiones.