Analizan en gemelos efectos de largas estancias en el espacio

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Infografía Francisco Lagos y Erick Zepeda


La NASA da un paso más para hacer realidad los viajes espaciales de largo plazo. El fin de semana pasado Scott Kelly y Mijail Kornienko partieron en la nave Soyuz con destino a la Estación Espacial Internacional (EEI). Ambos astronautas vivirán un año en el laboratorio, con lo que se convertirán en los hombres con mayor tiempo de estancia en el espacio. Sin embargo, la misión tiene un objetivo más allá de batir un récord, también busca analizar los efectos de largos periodos de tiempo viviendo en gravedad cero. Para este cometido el hermano de Scott, Mark Kelly, también astronauta, se someterá a la mismas pruebas médicas que su hermano pero en la Tierra. Los gemelos otorgan una oportunidad única para este propósito, puesto que al tener una carga genética idéntica se pueden medir los cambios que ocasionan las presiones de una misión espacial a lo largo de un año. La estancia habitual en la EEI es de cuatro a seis meses, en los cuales el cuerpo muestra un deterioro significativo, los huesos y músculos se ven debilitados y con ello el sistema inmune. Tanto Kornienko como Kelly estarán a cargo de la estación internacional; Mijail de la parte rusa y Scott de la parte norteamericana.
Asimismo realizarán caminatas espaciales con el objetivo de preparar la estación para la llegada de misiones comerciales en 2017.

Ver gráfico