Anuncian nuevos esquemas de pago para viviendas afectadas por sismos

La construcción en el conjunto habitacional Osa Mayor estará a cargo del Instituto de Vivienda; se espera que la colocación de la primera piedra sea en 15 días

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Las viviendas que se construirán en el área del conjunto habitacional Osa Mayor en la colonia Doctores, entregada este lunes a sus propietarios para iniciar el proceso de reconstrucción de viviendas, contarán con esquemas de pago que vayan de acuerdo con la situación socioeconómica de los afectados.

La construcción en el predio dictaminado por el Comité de Emergencias para ser demolido tras el sismo del pasado 19 de septiembre, estará a cargo del Instituto de Vivienda (Invi) y se espera colocar la primera piedra en 15 días, explicó el gobierno de la Ciudad de México en un comunicado.

Durante la entrega del terreno, el jefe de gobierno, José Ramón Amieva, detalló que al considerar que las personas que vivían en el lugar pagan renta en otros sitios, se activará un mecanismo mediante el comisionado para la Reconstrucción, Recuperación y Transformación de la Ciudad de México.

Explicó que se trata de un mecanismo con un nuevo esquema en el que mientras se construyen estas viviendas, los propietarios puedan continuar con el pago de sus rentas actuales.

Amieva Gálvez abundó que los recursos para renta no sólo serán para los habitantes del conjunto habitacional Osa Mayor, sino que también podrán acceder a ellos las personas cuyos hogares estén en procesos de demolición y reconstrucción.

“Espero que en esta misma semana contemos con la aprobación de la comisión para conocer el monto de ayuda, a quienes iría dirigido y la forma operativa de administrar esos recursos”

José Ramón Amieva
Jefe de gobierno

El gobierno local detalló que en el terreno ubicado en la calle de Doctor Lucio número 103, la Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) realizó trabajos de demolición de dos torres con planta baja que tenía ocho locales comerciales, 14 pisos con 56 departamentos, así como azotea con cuartos de servicio y elevadores.

En cuanto a los daños de edificación tras el paso del sismo de septiembre pasado, precisó que consistieron una inclinación de la torre norte, lo que provocó la separación de las escaleras hasta dos metros en los niveles más altos.

El dato:

Para la demolición de este conjunto habitacional fueron necesarios al menos 80 días de trabajos, que comenzaron el 17 de enero y concluyeron el 8 de abril, en el lugar se concentró el trabajo de 32 personas, más el uso de una grúa telescópica de 120 toneladas con pluma de 54 metros de largo, y dos retroexcavadoras.

Fueron removidos casi ocho mil 500 metros cúbicos de cascajo, y se requirieron 14 días de limpieza y siete días más para reconstruir banquetas y colocar una reja una de seguridad.

Además, 70 por ciento de las torres fue demolido manualmente, mientras que las columnas y las trabes fueron bajadas mediante una grúa al nivel del suelo para luego demoler con retroexcavadora.

kl