• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Mónica García Villegas al recuperar sus pertenencias del Colegio Rébsamen el 27 de septiembre de 2017. Foto: Especial
Mónica García Villegas al recuperar sus pertenencias del Colegio Rébsamen el 27 de septiembre de 2017. Foto: Especial

Durante la continuación de los trabajos de remoción de escombros en el Colegio Enrique Rébsamen, trabajadores de la Secretaría de Obras de la Ciudad de México (Sobse) hallaron bajo el cascajo la camioneta tipo Suburban color negro de Mónica García Villegas, dueña de la escuela.

El vehículo fue una de las pertenencias que la mujer no pudo rescatar cuando acudió, a horas de haber sido el derrumbe, cuando acudió con carritos de supermercado para acomodar las cosas que recuperó.

La camioneta fue vista por los trabajadores durante el seccionamiento de losas del primero y segundo nivel, la parte del edificio que se vino abajo durante el sismo de 7.1 del pasado 19 de septiembre, en donde murieron 25 personas, entre ellas 21 niños.

Tras haber llegado a un acuerdo con la Procuraduría General de Justicia (PGJ), la defensa legal de los padres de los alumnos que resultaron afectados durante el derrumbe accedieron a las tareas de remoción de escombros, mismas que iniciaron el pasado 20 de agosto.

  • El Dato: El 22 de septiembre fue la última ocasión en que Mónica García Villegas se reunió con padres de familia del Colegio Rébsamen.

De acuerdo con lo señalado por el abogado Juan José Serrano, los trabajos no afectan el proceso de la investigación y no se perderá ninguna evidencia.

Actualmente, “Miss Mónica”, como era conocida la dueña del colegio entre los alumnos, se encuentra prófuga de la justicia y con una alerta roja de la Interpol para dar con su paradero y poder ser vinculada a proceso por homicidio y uso de documentos mercantiles falsos para hacer operar el colegio.

Luego de ocurrida la tragedia, se supo que la también directora había construido un departamento de lujo encima de las aulas escolares; en él se encontraron una bañera con jacuzzi, además de muebles marmoleados.

El pasado 25 de octubre los peritajes dieron como resultado que la estructura del colegio presentaba un sobrepeso de 976.50 kilos, una de las causas que llevaron al derrumbe de los edificios destinados a primaria, secundaria y administrativo.

Compartir