Paraíso artificial: Julio César Chávez inhaló cocaína en baño papal

En 1995 el pugilista mexicano logró encontrarse con el Papa Juan Pablo Segundo en la Santa Sede; antes de inhalar cocaína pidió perdón a Dios, según relata una biografía

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Julio César Chávez tuvo una carrera exitosa a finales de los 80 y principios de los 90. Foto: Archivo.

El campeón mundial de box en la década de los 90, Julio César Chávez conoció al Papa Juan Pablo II en el mismo Vaticano, sin embargo, se atrevió a inhalar cocaína en el baño del entonces Obispo de Roma.

Esta revelación y otras las hizo el hermano del boxeador, Rodolfo Chávez y el escritor Javier Cubedo, en la biografía Julio César Chávez: La verdadera historia, publicada por la editorial Aguilar.

Según el relato, que da cuenta la revista Quién, el pugilista visitó Europa en 1995, y pidió a su equipo más cercano que le gestionara una visita a la Santa Sede, porque le interesaba que el Papa Juan Pablo Segundo lo recibiera.

Tras las gestiones necesarias, “El César del Boxeo” logró estar frente a Juan Pablo Segundo, quien, según lo publicado, le agradó el encuentro.

El entonces Jefe de la Iglesia católica le habría dicho al boxeador mexicano que había visto sus peleas y que le gustaban, momento en que éste le pidió conocer su recámara, a lo que el primero accedió.

Ya estando ahí, Julio César Chávez le pidió permiso para pasar a su baño, y fue cuando se drogó, no sin antes pedir perdón a Dios, da cuenta la biografía Julio César Chávez: La verdadera historia.

fgr