• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Argentinos protestan contra el aborto, en Buenos Aires. Foto: AP
Argentinos protestan contra el aborto, en Buenos Aires. Foto: AP

“Aborto legal, en el hospital”, entonan una y otra vez decenas de miles de mujeres de pañuelo verde, en una masiva vigilia frente al Congreso argentino, a la espera de una histórica votación. A 100 metros de allí, separadas por vallas, las activistas celestes que se oponen a la legalización del aborto ruegan “por las dos vidas”, en alusión a madre e hijo.

En la calle, el entusiasmo de las jóvenes de verde copó la escena pese a que en el Senado el proyecto de legalizar la interrupción voluntaria del embarazo parece hacer agua por un voto conservador.

El Senado argentino debatía ayer un proyecto de legalización del aborto en una histórica sesión en la que el rechazo parecía abrirse paso ante la preocupación de manifestantes abortistas, que esperan que esa tendencia se revierta.

  • El Dato: A las nueve de la noche (hora local), después de 11 horas de debate, miles de personas continuaban manifestándose afuera del Senado.

Los 72 senadores decidirán si apoyan o rechazan la iniciativa aprobada ajustadamente por la Cámara de Diputados el 14 de junio que despenaliza y legaliza la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación, y que en la tierra del papa Francisco llegó al Congreso por el empuje mayoritario de agrupaciones feministas.

El debate es seguido con expectación por miles de manifestantes a favor vestidos con prendas verdes y otros muchos en contra que lo hacen de celeste. Los ojos de la comunidad internacional también se posan sobre Argentina.

El senador opositor Pedro Guastavino, presidente de la Comisión de Justicia del Senado, calificó la discusión de histórica y la comparó con las que derivaron en la aprobación del divorcio en la década de 1980 y del matrimonio igualitario hace ocho años.

Guastavino dijo que estuvo en contra de la práctica abortiva y que finalmente comprendió que “la única forma de entender esto es desde el lado de la salud pública”. Así, cuestionó los abortos clandestinos “que ponen en riesgo la vida”, y señaló que los costos en el sistema de salud disminuyen con prácticas seguras.

Defensores de la iniciativa sostienen que desde 1983 murieron más de tres mil mujeres por abortos clandestinos.

Qué establece la ley

Estos son los fundamentos básicos de la norma:

  • Autoriza la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 14 semanas de gestación.
  • Establece que el aborto debe practicarse en un plazo máximo de cinco días corridos en los sistemas de salud. Será reprimida con prisión de tres meses a un año e inhabilitación del hospital o médico se niegue a hacerlo.
Compartir