Ariana Grande hace bailar y cantar a fans en Palacio de los Deportes

ariana3.jpg

ariana2.jpg

Las luces del Palacio de los Deportes se apagaron y los gritos y aplausos de los fans cada vez iban en aumento, pues faltaban sólo unos minutos para poder ver a Ariana Grande presentar su Dangerous Woman Tour en la Ciudad de México. En el fondo del escenario una pantalla proyectaba la imagen de la cantante coqueteando con el público y al mismo tiempo apareció un reloj en cuenta regresiva de 10 minutos.

Eran las 21.45 horas cuando la estadounidense salió a escena con un vestido negro y botas altas, y en lugar de su característica cola de caballo lució una relajada trenza de lado y sus infalibles orejas de conejo, para interpretar el tema “Be alright”.

En ese momento para los más de 19 mil fanáticos, valió la pena cada minuto de espera afuera del Domo de Cobre, pasar los estrictos filtros de seguridad encabezados por mil tres policías capitalinos y los 30 minutos del espectáculo de Victoria Monet al abrir el concierto.

Y los gritos, aplausos y saltos de los seguidores, que rendían tributo a Grande al portar enormes orejas de conejo, no pararon pues enseguida la exestrella de Nickelodeon entonó con su poderosa voz de soprano “Everyday”, “Bad decisions” y “Let me love you”.

Después Ariana se tomó unos breves minutos para realizar su primer cambio de vestuario: un look en blanco con top, pantalón y chamarra. Volvió a la tarima en forma de “T” para poner a bailar a sus fanáticos con “Knew Better Pt.II”, “Forever boy”, “One last time” y “Leave me lonely”.

Enseguida el escenario se transformó en un gimnasio con sacos de box y por supuesto con bicicletas de spinning, era el anuncio de que ya venía el exitoso tema “Side to side”.

Cuando la primera estrofa sonó los niños y jóvenes que asistieron al concierto hicieron resonar el Palacio de los Deportes al corear la canción en la que también participa Nicky Minaj, así que la imagen de la rapera fue proyectada para completar el dueto.

La cantante que ha recibido más de 72 premios mantuvo el nivel de energía al entonar después “Bang bang”, “Greedy” y “Focus”, la cual fue grabada originalmente con la participación del actor Jamie Foxx.

Y entonces llegó un momento tranquilo en medio de la euforia: Grande cantó la balada “I don’t care” con la que los miles de fans levantaron sus teléfonos celulares para iluminar el “Domo de cobre” y moverlos de un lado a otro al ritmo de la música.

Pero el ánimo volvió a subir con la bomba de energía de “Break free”, otra de las más coreadas por los fans en el show. Pero las ovaciones a “Ari”, como le gritaban sus seguidores, se hicieron más fuertes cuando ella dijo en español: “Muchas gracias. Te quiero mucho, te amo mucho México”.

Además, Ariana Grande recordó en su concierto aquel trágico 22 de mayo, cuando su tour quedó marcado por un atentado que dejó 22 muertos en Manchester, pues la también actriz rindió homenaje a las víctimas al interpretar “Over the rainbow”, famoso tema por la cinta “El mago de oz”, mientras en la pantalla aparecía un moño negro, mismo que usó para promocionar el concierto benéfico.

Finalmente “Ari” cantó otro de sus éxitos “Into you” para después hacer una breve pausa y volver para el gran cierre con la canción que le da el nombre a su gira “Dangerous woman”. Salió con un brilloso vestido negro y en lo alto del escenario, a lado de sus músicos, Grande concluyó su show en la CDMX, el cual llevará a Monterrey los próximos 18 y 19 de julio.