Mikel Arriola, ayer, se reunió con arquitectos. Foto: Jorge Butrón

Lo que necesitamos es abrir los temas que nos dividen, abrir los temas a consulta, ése es el ejercicio, eso es lo que planteamos, no hay intolerancia ni hay homofobia, aseguró el candidato electo del PRI para la Jefatura de Gobierno, Mikel Arriola.

Lo anterior ante los cuestionamientos por sus iniciativas sobre que puedan adoptar parejas del mismo sexo, el aborto y el uso de la mariguana con fines recreativos.

Luego de reunirse de manera privada con arquitectos en la colonia Roma para definir el rumbo de la Ciudad de México en el tema de urbanismo, señaló que el eje de su proyecto es el diálogo, por ello buscará acercarse a todos los sectores, incluyendo la comunidad LGBTTTI, para llegar a consensos que satisfagan todas las partes.

“Primero, profundo respeto a todas las instituciones, a todos los grupos. Lo que planteamos fue en temas que dividen la ciudad, hay que abrir consultas, hay que ser muy claros, yo siempre he sido un funcionario que respeta a todos, pero no podemos vivir en una ciudad dividida y por eso hay mecanismos modernos como las consultas transparentes, siempre con respeto”, explicó.