Arrojan granada en velorio; no explota

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Los abrazos para dar el pésame, las oraciones y las lágrimas durante el velorio de un comerciante en Iztapalapa se interrumpieron de manera repentina. La gente corrió, algunos gritaron, otros más se tiraron al piso… el motivo: un par de hombres que viajaban en moto arrojaron una granada contra los asistentes.

El cuerpo que estaban velando se quedó ahí, solo en su féretro, rodeado de flores. La granada que lanzaron no explotó. Elementos del agrupamiento Fuerza de Tarea, los expertos en el manejo de explosivos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que encabeza Hiram Almeida, desactivaron el artefacto y se lo llevaron.

Hasta ahora las autoridades no saben bien a bien el motivo por el que fue arrojada la granada.

“Estamos investigando los antecedentes de las personas que estaban en la reunión. El hombre que estaban velando parece ser que no tenía problemas y que era sólo un comerciante, pero es lo que estamos indagando”, relató un agente que participa en la investigación del caso.

Hace unos días familiares, amigos y vecinos se reunieron en la calle Progreso, colonia Santa María Tomatlán para velar al señor Demetrio Molina: colocaron sillas y mesas con café y comida en la vía pública, cuando pasadas las 23:00 horas se escuchó el motor de una motocicleta.

Sin detener la marcha, el hombre que iba atrás arrojó el artefacto. Cuando los asistentes se percataron de lo que era, comenzaron a correr, gritar y pedir ayuda. Luego de que la policía se llevó la granada, el velorio se dio por terminado.