• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Robert Saldarriaga.
Robert Saldarriaga. Foto: Especial

Como una de las actividades paralelas a Zona Maco, a realizarse del 7 al 11 de febrero, se presenta Arte 10, una muestra interdisciplinaria que tiene un punto de partida simple: vender piezas de arte contemporáneo a no más de diez mil pesos, con trato directo entre el artista y el comprador. Esta idea de apostar por formar nuevos coleccionistas y abrir la puerta a diversas propuestas creativas nació en Colombia, hace cinco años, y fue nombrada como la Feria del Millón. Su creador, el arquitecto Juan Ricardo Rincón, y Guadalupe Lara, directora del Foto Museo Cuatro Caminos, donde se alberga esta iniciativa, hablan sobre este proyecto que se propone sacar al arte de su caja de cristal.

 

“Lo que hacemos es una amalgama y una reunión de cincuenta artistas que a través de diferentes técnicas interpretan al mundo.

 

¿De qué se trata Arte 10?

Juan Ricardo Rincón (JRR): Es una plataforma para artistas emergentes cuyas obras no excedan los diez mil pesos en precio de venta. Buscamos apoyar el desarrollo del arte contemporáneo pero también generar un nuevo segmento de coleccionistas, de gente aficionada e interesada en el arte que por diversas razones, entre ellas económicas, no son coleccionistas.

¿Por qué albergar este proyecto en el Foto Museo Cuatro Caminos*?

Guadalupe Lara (GL): En principio porque somos un espacio que ofrece arte distinto. Nos interesa albergar algo diferente a lo que existe en México, y esto es nuevo. Es distinto al resto de la oferta de arte contemporáneo.

¿Es sacar al arte de la élite?

JRR: Sí, deseamos sacar al arte de la estructura de comercialización que hay. Al hacer esto uno tiene la oportunidad de relacionarse con artistas emergentes y con un nuevo segmento de gente interesada en el arte. Es la primera vez que se hace en México y se deriva de La Feria del Millón que se ha realizado durante cinco años en Bogotá y uno en Barranquilla, Colombia.

¿Por qué te interesó México?

JRR: A primera vista, por la importancia artística, cultural e histórica que tiene México. Es una potencia en arte. Queríamos aprovechar que no existe un espacio como éste pero sí un talento y un arte emergente. Es un complemento para la escena de este país.

GL: Y porque además de ser una plataforma de arte emergente, también es la posibilidad de tener nuevos públicos. Se puede conocer y vivir la obra del artista sin intermediarios, sin curadores, sin galerías.

¿Por qué hacerlo sin acudir a curadores ni galerías?

JRR: Sin curadores ni galeristas… es decir, sin intermediarios. Pero sí tenemos curadores. Arte 10 funciona como una convocatoria abierta. Este año recibimos alrededor de ochocientas propuestas y un comité curatorial compuesto por Philippa Adams (senior director de Saatchi Gallery, Londres), Sergio Hernández (artista plástico), Alberto Kalach (arquitecto) y Gustavo Prado (historiador de moda y curador del Foto Museo) se hizo cargo de una selección de cincuenta propuestas de las ochocientas recibidas.

¿Qué tipo de arte se ve a este precio?

GL: Se observan todo tipo de obras: fotografía, pintura, gráfica, objeto, todas las posibilidades. Hay una diversidad de disciplinas, la mayoría son artistas jóvenes no en edad sino en su proceso creativo. ¿Por qué hacerlo así? Porque este encuentro entre artista y comprador establece una conexión tanto para el artista como para el coleccionista.

¿Son artistas mexicanos?

JRR: En su mayoría. Se debe entender a México como una potencia, como un polo de desarrollo artístico, al cual vienen artistas de todas partes del mundo, no sólo de América Latina, a enriquecerse del ambiente mexicano.

Toda exposición es botón de muestra del arte actual. ¿Qué se marca en este espacio con estas obras?

JRR: Son artistas que muestran su visión del mundo, de la sociedad, del momento en el que vivimos. De eso se trata el arte contemporáneo. Ya sea a través de los grandes maestros o por artistas emergentes. Lo que hacemos es una amalgama y una reunión de cincuenta artistas que a través de diferentes técnicas interpretan al mundo.

GL: No somos un museo tradicional. No somos un museo ni siquiera en el sentido de tener una colección permanente, o de buscar exposiciones donde el espectador llegue únicamente a ver las obras. Este museo se plantea como un espacio de experiencias artísticas y educativas. Queremos ver en qué están pensando nuestros artistas, nuestros creadores, qué les obsesiona, qué nos van a hacer pensar y cuestionar, y discutirlo, directamente, como creador.

Hay una discusión sobre el arte contemporáneo y el arte objeto, sobre lo que es arte y lo que no lo es, sobre su valor. ¿Está contemplado en esta exposición?

JRR: En Arte 10 está el artista con su obra y su interpretación del mundo. El artista puede aclarar todas las dudas, las inquietudes, van a estar ahí ellos y el propio espectador se va a llevar su opinión de qué es arte y qué no lo es.

¿Cómo nació esta idea?

JRR: Nació en Colombia con la idea de rescatar una fábrica textil en la zona industrial de Bogotá y convertirla en un centro cultural. Ahí nos dimos cuenta no sólo de que había un gran talento sino que existían propuestas interesantes, pero que faltaba esa parte del eslabón para que esas propuestas lograran tener una permanencia en el medio tradicional del arte. Así nace la feria, los artistas están y necesitábamos generar espacios para que hicieran contactos con galerías, compradores, y asimismo, pudieran dedicarse a la creación artística como medio de vida. Para los grandes maestros esto no es un problema, pero para los artistas emergentes siempre existe esta lucha.

¿Qué gana el museo con esta propuesta?

GL: Gana en propuestas, en seguir enriqueciendo las apuestas. Yo creo que el arte es una pequeña aportación a la sociedad. Eso es lo que ganamos nosotros, convertirlo en una plataforma de artistas que no tienen cabida en otros lugares.



* Foto Museo Cuatro Caminos. Ingenieros
Militares 77, Lomas
de Sotelo, Naulcalpan.

Abierto martes
a domingo
de 11:00 a 18:00 horas.

Latest posts by Alicia Quiñones (see all)

Compartir