Esperaron la luz verde para atravesar la calle Cantera. Foto: Especial

Un cuarteto de pistoleros que en apenas siete minutos se encontraba ya a más de 10 kilómetros de distancia, en Ecatepec, Estado de México, son los hombres que la tarde del miércoles asesinaron a balazos al jefe del grupo delictivo La Unión de Tepito, Francisco Hernández, Pancho Cayagua.

Las cámaras del Gobierno de la Ciudad de México captaron la fuga y la ruta que tomaron los sicarios que viajaban a bordo de dos motocicletas, una roja y otra negra.

La Razón obtuvo las imágenes que forman parte de la investigación que abrió la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJCDMX) por este crimen y que se encuentran registradas bajo el número de expediente CI-FGAM/GAM-6/UI-1/C/D/01588/10-2017.

Las autoridades ahora saben que Cayagua esperaba reunirse con alguien en el restaurante Toks que se ubica a sólo cuatro cuadras de su casa. Cuando estaba por llegar fue que los hombres en las motos lo atacaron a balazos.

En las imágenes se aprecia el momento justo en que los cuatro salen a bordo de sus motocicletas del estacionamiento en el que acababan de acribillar al fundador del grupo La Unión Tepito.

  • El Dato: Al menos tres heridas de bala recibió en el cuerpo el líder y fundador de La Unión, Francisco Hernández.

En la moto negra iban dos hombres; el conductor llevaba un casco de colores y su acompañante uno blanco. En la moto rojo manejaba un individuo de casco negro y el que lo acompañaba no usaba uno.

El reloj marca las 14:06 cuando los sujetos comienzan su escape. Adelante iba la moto roja y detrás la negra.

Tras el crimen tomaron la lateral de la Avenida Insurgentes Norte. Esperaron a que la luz roja del semáforo cambiara y atravesaron la calle Cantera.

Los sicarios se enfilaron moto tras moto rumbo al norte de la ciudad. Entraron a los carriles centrales de la avenida Insurgentes, subieron un puente vehicular y se dirigieron hacia la carretera México-Pachuca.

A toda velocidad las motocicletas pasaron entre automóviles, camiones y pipas por las diferentes avenidas.

Para ese momento, elementos de seguridad del Centro Comercial ubicado en la esquina de Insurgentes y Cantera comenzaron a pedir el apoyo de la policía y de unidades de rescate. Pancho Cayagua estaba a bordo de su auto Renault, con cuando menos tres heridas de bala.

Los primeros en llegar al lugar del crimen fueron elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de la ciudad (SSP) y después un grupo de paramédicos.

A las 14:11 horas los sicarios tomaron la avenida Periférico. Una de las cámaras de la ciudad los captó al bajar el puente vehicular y al pasar por las orillas de la colonia San Felipe de Jesús. En esa zona las motos se alinearon por unos segundos.

Las motocicletas continuaron su camino a toda velocidad por el Periférico rumbo a la avenida Central. A las 14:14 las cámaras los grabaron por última vez ya en la zona del Estado de México. Ahí, en la zona de Ecatepec, aparentemente se escondieron.

Para ese momento, al lugar del crimen estaban llegando la esposa de Pancho Cayagua y, al final, el agente de la Policía de Investigación (PDI) Gerónimo Rodríguez Pacheco.

Ahí, la mujer reveló que poco antes su esposo había recibido una llamada y había salido de su casa, en la calle Arquipa, en la colonia Lindavista.

No le contó quién era, ni para qué debía verlo. Cuando ella le dijo que lo acompañaba, él se negó y le dijo que no tardaba. Tomó la llave de su Renault Fluence gris y se fue.

Quien le llamó le tendió una trampa. El hombre que siempre estaba rodeado de jóvenes armados que lo cuidaban  cayó en ella. Aquellos motociclistas sólo lo esperaban para ejecutarlo.