• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
La aeronave se accidentó el pasado 31 de julio, en Durango. Foto: Cuartoscuro
La aeronave se accidentó el pasado 31 de julio, en Durango. Foto: Cuartoscuro

Luego de que Aeroméxico anunciara el cese de los tres pilotos del vuelo 2431 que se accidentó en Durango en julio pasado, la Asociación Sindical de Pilotos Aviadores (ASPA) acusó que se trató de una decisión arbitraria por parte de la aerolínea, y adelantó que dará todo su apoyo a los trabajadores.

En una carta enviada a los empleados de Grupo Aeroméxico, su director general, Andrés Conesa, informó que separó de la firma a los tres pilotos porque incurrieron en violaciones a protocolos de la empresa y pusieron en riesgo a pasajeros, lo cual no será tolerado por la firma.

Al respecto, Pablo Morales, integrante de ASPA, dijo a La Razón acusó que la empresa no les notificó sobre dicha acción, y que esa determinación se tomó antes de que concluyera la investigación, lo que supone un incumplimiento.

“Primero se debió haber notificado a ASPA y, segundo, se me hace un poquito extremo no esperar los tiempos que se requieren para terminar las investigaciones; no están haciendo como deben de hacer este proceso”, dijo.

Al respecto, agregó que en cada investigación nunca se deben buscar culpables, sino acciones puedan cambiar la operación de las aerolíneas, por ello, justificó que los pilotos pudieron haber estado sometidos a un estrés que los llevó a tomar determinada decisión.

Añadió que el sindicato esperará a que los pilotos interpongan su denuncia ante conciliación y arbitraje, y que dará completo apoyo a los trabajadores.

Compartir