Jeep crea una bella bestia para satisfacer a los exigentes

Jeep crea una bella bestia para satisfacer a los exigentes
Por:

La Grand Cherokee Trackhawk porta un motor HEMI V8 de 6.2 litros supercargado que entrega 707 caballos de fuerza y genera un torque de 646 lb-pie a las 4,800 vueltas. El motor está acoplado a una transmisión automática de ocho cambios que envía la fuerza de tracción a los dos ejes, es decir, es de tracción integral.

El esquema de suspensión es independiente de paralelogramos deformables en ambos ejes, con un sistema adaptable firmado por Bilstein. Los frenos son de disco en las cuatro ruedas, inmensos por cierto, los delanteros de 400 mm con mordazas de seis pistones y los traseros de 350 mm, y pinzas de cuatro pistones. Calza llantas de 20 pulgadas, de 295 mm de ancho y serie 45, montadas en rines de aluminio forjado de 10 pulgadas de ancho.Las medidas son largo: 4,822 mm ancho: 1,943 mm alto: 1,724 mm, distancia entre ejes: 2,194 Peso: 2,433 kg.

Pese a la longevidad del modelo en temas relacionados con la vinculación de teléfonos inteligentes y un buen despliegue de información al usuario este modelo no se ha quedado atrás gracias al sistema Uconnect que se despliega en la pantalla central de 8.4 pulgadas táctil.

Trackhawk ofrece cinco modos de manejo, que se seleccionan con una perilla giratoria en la consola central, los más interesantes y pensados en netamente en el manejo son:

Auto: Se recomienda para ciudad o manejo sin pretensiones deportivas.

Sport: Los cambios en la transmisión se hacen a mayor régimen de giro, la suspensión se endurece y la sensibilidad de los sistemas de asistencia de tracción y estabilidad se retardan un poco.

Track: Aquí los sistemas y asistencias están desconectados (sólo el ABS es funcional), la distribución de tracción es 30% en el eje delantero y 70 en el eje trasero, la suspensión es completamente firme y la respuesta de los cambios de la caja son 68% más rápidos que en el modo AUTO y se accionan con las paletas del volante.

Tow: Al seleccionarlo el sistema de tracción integral se prepara para jalar algo pesado, puede ser un remolque, una lancha o alguna carga que supere incluso el peso del vehículo.

Snow: Este sistema hay que activarlo cuando las condiciones de agarre y tracción son mínimas, con el piso nevado o lodoso, en donde la entrega de poder debe ser suave y constante, con este modo seleccionado incluso la gestión electrónica no permite que se apliquen los 707 caballos del motor, ni permite que los 646 libras-pie de Torque lleguen al piso.