• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

La Confianza del Consumidor registró una disminución después de ocho meses al alza de 1.2 por ciento en sus cifras desestacionalizadas para el décimo mes del año, respecto al mes previo. Según analistas, los principales factores de esta caída fueron: un efecto de los sismos de septiembre, un aumento de precios en bienes durables, tales como: autos, casas, electrónica, entre otros; y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica.

De acuerdo con el Índice de Confianza del Consumidor (ICC), que realizan en conjunto el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Banco de México (Banxico), la última ocasión en que la confianza del consumidor disminuyó fue en enero, cuando sufrió una caída de 19.7 por ciento por los efectos negativos que generó el incremento a los precios de las gasolinas y la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

En este sentido, Banorte Casa de Bolsa refirió que en el caso de los sismos que azotaron el centro del país, los niveles de confianza se vieron reflejados en el deterioro de las perspectivas de los consumidores en torno al desempeño económico tanto de los hogares, como del país.

  • El Dato: Para los próximos meses es poco probable que el tipo de cambio baje; empero, la preocupación bajará y al cierre de 2017 mejorará la confianza.

En tanto, consideró que la permanencia de la inflación en niveles superiores a 6.0 por ciento, se vio reflejado en la caída de 1.8 por ciento, mes contra mes; principalmente en el componente que mide la posibilidad de adquirir bienes duraderos, como automóviles, casas, o electrodomésticos.

Los datos del Inegi arrojaron que el índice de septiembre se ubicó en 88.8 puntos, mientras que el de septiembre descendió a 87.8 puntos.

“En el primer caso, consideramos que el impacto rezagado del sismo sobre los niveles de confianza se vio reflejado en el deterioro de las perspectivas de los consumidores en torno al desempeño económico presente. Las expectativas en torno al desempeño futuro, tanto de los hogares como del país, también registraron una disminución de 0.5 y 0.7 por ciento respectivamente…”, especificó la institución.

Por su parte, Monex mantuvo su expectativa de que hacia adelante, la confianza del consumidor se desacelerará; entre otras cosas, por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, la presentación de la Reforma Fiscal de Estados Unidos, el ciclo de la política monetaria, la revelación de candidatos para la presidencia de México, entre otros.

“Hacia los próximos meses en los que se tienen diversos eventos de categoría significativa, las expectativas positivas podrían deteriorarse… Hacia los últimos meses del año, el crecimiento económico mostrará una desaceleración, lo que también influirá en las menores expectativas por parte de los consumidores”, destacó.

En entrevista con La Razón, Jorge Gordillo, director de análisis de CI Banco, señaló que era claro que los sismos afectarían este indicador; sin embargo, el tema del TLCAN, que causó que el tipo de cambio se elevara considerablemente al cierre del mes pasado, tuvo gran incidencia en la Confianza del Consumidor.

“El 4 de octubre tuvimos una preocupación, normal, de la renegociación del Tratado, lo que causó que el precio del dólar se incrementara hasta un peso, entonces empezamos octubre en 17.98 o 17.97 y a finales de mes  ya estábamos en 19.20 pesos por dólar; entonces esta depreciación afectó la confianza del consumidor”, especificó el analista.

Adelantó que para los próximos meses es poco probable que el tipo cambiario baje;  empero, la preocupación bajará, por lo que mejorará al cierre de 2017.

Mientras que las cifras anuales del ICC registraron un aumento de 3.6 por ciento respecto al mismo mes del año pasado, con la cual suma su tercera alza anual.

Compartir