• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

En línea con lo previsto por los analistas, el Banco de México (Banxico) dejó la tasa de interés referencial en 7.50 por ciento, de acuerdo con su decisión de Política Monetaria, dada a conocer este jueves.

Gráfico: La Razón de México

Con esta segunda decisión, tomada por el nuevo gobernador del órgano central, Alejandro Díaz de León, se le da pausa al ciclo alcista que había tomado el organismo desde finales de 2015; se logró gracias a la tendencia a la baja del nivel inflacionario que reportó los últimos tres meses.

Es importante mencionar que durante las dos últimas reuniones de política monetaria, que se llevaron a cabo en diciembre y febrero, se incrementó el costo del dinero en 50 puntos base debido a que a finales de diciembre del año pasado el Índice Nacional de Precios al Consumidor llegó hasta un nivel de 6.77 por ciento.

“Tomando en cuenta la evolución reciente de la inflación, así como el hecho de que la evolución y perspectivas de sus principales determinantes y los pronósticos de la misma no presentan cambios significativos respecto de la trayectoria prevista, la Junta de Gobierno ha decidido por unanimidad mantener el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria a un día en un nivel de 7.50 por ciento”, así lo da a conocer el banco central en el documento.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, destacó que en esta reunión de política monetaria es la primera vez, desde finales de 2015, que el organismo mexicano no incrementa su tasa en línea con lo realizado por la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed).

“En todo el ciclo alcista de tasas de interés iniciado en diciembre de 2015, es la primera vez que Banxico no le sigue el ritmo a un incremento a la tasa de la Reserva Federal; sin embargo, puede considerarse que el incremento a la tasa del 8 de febrero en México se anticipó al incremento de la tasa de la Fed del 21 de marzo”, señaló.

No obstante, mencionó que aunque la política monetaria de México es independiente de la de Estados Unidos, tienen una alta correlación económica por las exportaciones de nuestro país hacia la Unión Americana y por los flujos de capitales estadounidenses  hacia el territorio nacional.

La junta de gobierno ha decidido por unanimidad mantener el objetivo para la Tasa de Interés Interbancaria”

Gabriela Siller

Analista de Banco Base

Por su parte, Citibanamex refirió que la estructura del comunicado de Banxico cambió, en comparación con los previos, ya que después de describir el contexto internacional prevaleciente (incluyendo el aumento de 25 puntos base por parte de la Fed), sintetizó las circunstancias financieras locales desde su última reunión de política monetaria en una moneda que se fortalece y una curva de rendimientos que se aplana (aumento en las tasas cortas y compresión en las de mediano y largo plazo).

“Encontramos esta asociación entre condiciones globales y el desempeño financiero local como un marco interesante para normar las decisiones de política monetaria”, destaca el reporte.

Sin embargo, la institución reconoció que no observa ningún signo de posibilidad de un descenso en tasas en ninguna parte del comunicado, por lo que reiteró su perspectiva de que el curso de acción preferido por Banxico es mantener la tasa en su nivel actual de 7.5 por ciento.

Otros analistas han mencionado que el próximo movimiento del Banco Central será un incremento antes de las elecciones del primero de julio.

  • El Dato: Citibanamex explica que el comunicado de Banxico sintetizó circunstancias financieras locales e internacionales, como las últimas posturas de la Reserva Federal.

Alejandro Saldaña, analista de Ve Por Más mencionó que las probabilidades de un ajuste en la tasa para las siguientes dos reuniones tuvieron pocos cambios, siendo mayores para junio.

“No se puede dar por terminado el ciclo de alzas en la tasa objetivo, particularmente en la primera mitad del año, ante un contexto de alta incertidumbre”, refirió la especialista.

El ciclo de alzas a la tasa de interés inició en diciembre de 2015; el diferencial de tasas entre México y Estados Unidos era de 275 puntos base, y actualmente, el diferencial de tasas es de 575 puntos base, debido a que Banxico ha subido su tasa de interés de manera más acelerada, como consecuencia de la alta inflación en nuestro país.