• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

La gobernanza del país es el principal factor que puede obstaculizar el crecimiento económico de México en los próximos seis meses, coincidieron 45 por ciento de los análisis locales y extranjeros consultados en julio por el Banco de México (Banxico), en la primera edición de esta encuesta, tras el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en la elección presidencial del 1 de julio.

Este factor, que incluye asuntos como inseguridad pública e incertidumbre política interna, concentró 45 por ciento de las respuestas de los analistas consultados, seguido por las condiciones externas con 19 por ciento, entre las que destaca la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Gráfico: La Razón de México
Gráfico: La Razón de México

De la misma manera, las perspectivas de los analistas arrojaron que se prevé que México cierre el año con un dólar más barato, pero una inflación más alta. Las estimaciones especificaron que el dólar spot cerrará a fin de año en niveles de 19 pesos desde 19.50 pesos previsto en junio, según la mediana; en tanto, para el próximo año, también mejoraron su estimado al bajar de 19.11 a 18.89 pesos.

Para el Índice de Precios al Consumidor, el estimado del consenso lo elevó, ya que prevén que la inflación cierre en 4.25 por ciento y no en 4.0 por ciento, como lo estimaron en la encuesta del mes anterior.

Mientras tanto, para el próximo año prevén que la inflación general cerrará en 3.60 por ciento, desde un pronóstico previo de 3.56 por ciento.

A su vez, la expectativa de crecimiento económico también fue recortada por los analistas consultados, con lo cual el Producto Interno Bruto (PIB) podría crecer crece 2.28 por ciento desde un previo de 2.3 por ciento. Para 2019 también bajaron su estimado a 2.0 por ciento desde un previo de 2.3 por ciento.

El organismo central refirió además que otros de los componentes de la gobernanza son la corrupción, la impunidad y la falta de estado de derecho.

De manera particular, subrayó, los factores que más limitarían el crecimiento económico del país son la inseguridad pública y el comercio mundial.

Recortan expectativa de crecimiento. Para el cierre de este año, la perspectiva de crecimiento económico de Banco Base es menor a lo previsto con anterioridad, ya bajarlo de entre 2.3 y 2.5 por ciento a 2.0 a 2.3 por ciento.

Gabriela Siller, directora de análisis económico de Banco Base, explicó que lo anterior se debió a que para llegar al crecimiento referido con anterioridad, se debería crecer 2.63 por ciento hacia la segunda mitad del año, lo que ya es muy poco probable.

Mientras que para el próximo año, se anticipó un crecimiento de 1.8 por ciento, considerando sólo el ciclo económico, mientras que incorporando variables como el desempeño de la economía estadounidense, entre otras, México podría crecer hasta 2.5 por ciento.

  • El Dato: Los especialistas también recortaron su estimación del PIB para 2019 a 2.0 por ciento desde un 2.3 por ciento.

Por otra parte, aseguró que las propuestas económicas en materia de infraestructura realizadas por el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, podrían traer como resultado un crecimiento económico de hasta 3.0 por ciento hacia 2021, en su tercer año de Gobierno.

Siller detalló que esta estimación está basada en que las propuestas del tabasqueño tendrán un efecto multiplicador, que generaría la inversión productiva.

“La reasignación del gasto público hacia los proyectos de infraestructura traerá niveles altos de inversiones, que apoyarían el crecimiento de la economía hasta 3.0 por ciento”, subrayó.

Remesas alcanzan montos récord

Durante el sexto mes del año, el envío de remesas hacia México, presentó una disminución de 0.48 por ciento, en comparación con el mes anterior; sin embargo, los montos de envío alcanzaron cifras récord, informó el Banco de México (Banxico).

Según datos del Informe Mensual de Remesas del organismo, durante junio, el flujo de envíos desde el extranjero ascendió a tres mil 140 millones de dólares, contra los tres mil 155 millones de dólares registrados en el quinto mes del año.

Sin embargo, aunque el número de remesas fue ligeramente menor, hilaron dos meses consecutivos con montos superiores a la barrera de los tres mil millones de dólares, así como un incremento de 23 por ciento, en comparación con el mismo periodo del año pasado.

En su comparación semestral, Banxico informó que se recibieron 16 mil 244 millones de dólares, es decir, un aumento de 11.57 por ciento a las remesas acumuladas, durante el primer semestre del año anterior.

Las transferencias de junio crecieron 45.1 por ciento con respecto al mismo mes de 2017, al ubicarse en 63 mil 845 millones de pesos, algo inédito para cualquier mes.