• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

El Banco de México (Banxico) aseguró que aún no se tiene claridad sobre los planes, políticas y estrategias que quiere impulsar el gobierno del Presidente electo Andrés Manuel López Obrador, lo cual genera gran incertidumbre en el mercado mexicano.

En las minutas de la decisión de política monetaria del pasado 2 de agosto, la mayoría de los cincos integrantes de la junta de gobierno refirió que la falta de detalles acerca de las acciones que tomará la nueva administración en diversos ámbitos, también acarrea riesgos para la evolución de la demanda interna en la segunda mitad de éste y el próximo año.

De la misma manera, algunos de los miembros refirió que un factor a considerar son los efectos que pudieran tener los posibles cambios en la política económica de la nueva administración. Uno precisó que entre estas medidas podría estar un cambio en la política de determinación del salario mínimo.

Aunado a lo anterior, otro de los riesgos para el crecimiento potencial de mediano y largo plazo, es la posible modificación de la postura fiscal por parte de la nueva administración, así como el deterioro en las condiciones de acceso de México al comercio internacional. 

La mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno refirieron que ante la incertidumbre derivada del factor señalado anteriormente, así como de otros elementos que enfrenta la economía, así como el  balance de riesgos para su crecimiento continuó sesgado a la baja.

Gráfico: La Razón de México

En este sentido, coincidieron que la incertidumbre sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el futuro de la relación bilateral con Estados Unidos, son los principales factores de riesgo.

“Al respecto, algunos apuntaron que, si bien recientemente se han observado señales positivas sobre el rumbo de las negociaciones del Tratado, los riesgos de una negociación prolongada o de un resultado desfavorable no han desaparecido, lo que puede repercutir aún más en la demanda interna, especialmente en la inversión”, resalta el documento.

Como un riesgo adicional, un miembro agregó la posibilidad de que la plataforma de producción petrolera continúe significativamente por debajo de lo programado, en lo que resta de 2018; además, de la posibilidad de que en este año se registre una disminución del gasto agregado en el segundo semestre, como en periodos electorales anteriores.

  • El Dato: Uno de los miembros anticipó que la economía crecerá por debajo de su potencial en los próximos trimestres y que la brecha del producto sea de cero en 2019.