La selección de Bélgica luce relajada… y contundente

Los Diablos fueron dominantes, pese a su juego displicente; los canaleros pagaron cara su inexperiencia, pese al buen primer tiempo

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Lukaku se impone ante la marca de dos zagueros panameños, ayer en el Fisht Olympic. Foto: Mexsport

La selección nacional de Bélgica, como lo indicaba la lógica, goleó 3-0 a su similar de Panamá, un combinado debutante, que, a decir por su técnico, Hernán Darío Gómez, no fue tan abultado, aunque sí un poco vergonzoso, pero tomando en cuenta la distancia futbolística que existe entre los dos representativos, los canaleros se fueron con el orgullo no tan apabullado.

Gráfico: La Razón de México

Bélgica ayer fue tibia en su proceder ante una escuadra de Panamá, pobre en experiencia mundialista y pobre en su futbol en general. Los Diablos Rojos no pudieron capitalizar ese dominio que en el papel se esperaba, al ser de las mejores selecciones europeas. En sus tres líneas fueron enclenques y grises, mientras que los centroamericanos se encargaron de amurallarse atrás y, a base de infortunios del rival, algunas intervenciones rescatables y un poco de suerte, mantuvieron el 0-0 durante los primeros 45 minutos.

El Fisht Olympic Stadium fue el escenario adonde los dos combinados vivieron una puja que representó el debut mundial para los canaleros, un debut de ensueño, pues supieron contrarrestar muy bien los arribos de Kevin De Bruyne, Yannick Carrasco, Thomas Meunier, Romelu Lukaku, Eden Hazard y Dries Mertens.

Sin mucha claridad, los de Roberto Martínez se las ingeniaron para aterrizar en la puerta de la Roja y de todas las escaramuzas el que mejores dividendos sacó en el primer tiempo fue Penedo.

“Hicimos un partido complicado, cerramos espacios y no nos pasaron por encima. Si bien nos hicieron tres goles, los nuestros pelearon y lucharon en todo momento”

Hernán Darío Gómez

Técnico de Panamá

El encuentro no cambió mucho tras el primer tanto de los europeos, apenas tuvieron una pizca de dominio más, pero con eso les seguía alcanzando para mantener a los centroamericanos contra las cuerdas.

Gráfico: La Razón de México

Al minuto 47 a Dries Mertens le llegó el esférico a placer, a media altura, a modo para que el “14” belga prendiera la redonda con su zapato derecho; un remate sin mucha fuerza pero bien colocado, el cual se incrustó de forma perfecta en el ángulo derecho del portero panameño Jaime Penedo.

Foto: AP

Las llegadas de peligro por parte de los Diablos siguieron, de tal suerte que al 69’ Kevin De Bruyne sirvió un centro que se paseó por toda el área de los canaleros y ahí, en el segundo poste, apareció Romelu Lukaku, quien remató con la cabeza para mandar el esférico al fondo de la red.

Desde ese momento ambos seleccionados se relajaron, los debutantes estuvieron claros de sus limitaciones y los europeos tenían muy presente su superioridad. Pero el descontrol total en el conjunto del Bolillo Gómez era más evidente, las combinaciones de la delantera rival pusieron en muchos aprietos a Penedo. Dries Mertens resultó ser la válvula de escape de los Diablos Rojos  y el coco de los centroamericanos.

“Panamá tuvo una barrera y nosotros tuvimos que hacer un esfuerzo bastante grande; cada vez los rivales son más complicados, pero tenemos la capacidad”

Roberto Martínez

Técnico de Bélgica

De Bruyne ensayó la media distancia, cambió posición con Hazard, pero el astro del Chelsea no tuvo una tarde plácida con el marcaje implacable de Michael Murillo.

Mientras que el guardameta Thibaut Courtois tuvo que trabajar para contener tres batallas a partir de llegadas de Murillo, Cooper y Bárcenas. No obstante, al 75’, otras, vez Lukaku azotó la mano y aclaró quien era el que mandaba, al marcar y poner cifras definitivas. Eden Hazard fue el encargado de mandar el servicio a profundidad tras un contraataque y ahí fue adonde apareció Romelu, quien remató con la izquierda desde el lado izquierdo del interior del área al centro de la portería.

Gráfico: La Razón de México

Los minutos finales no fueron más que para que los Diablos Rojos se relajaran e incluso recurrieron en algunas faltas innecesarias; sin embargo, las llegadas por ambos lados fueron infructíferas.

Bélgica obedeció a la lógica aunque en el aire dejó muchas dudas; mientras que Panamá fue más alma y corazón, y pudo resultar más peligroso, pero su falta de experiencia lo dejó tendido en el suelo.

 

Kane le da triunfo a Inglaterra sobre Túnez

En el cierre de la primera jornada del Grupo G de Rusia 2018, Inglaterra derrotó a Túnez en los minutos finales por marcador de 2-1 en la Arena de Volgogrado, resultado con el que se colocó, con tres puntos, en la segunda posición del sector, debajo de Bélgica por diferencia de goles.

Foto: AP

El equipo de la Rosa se adelantó en el marcador al minuto 11 con anotación del delantero del Tottenham, Harry Kane, quien aprovechó un rebote que dejó el portero Mouez Hassen, quien poco después abandonó el terreno de juego por una lesión en el hombro, derivada precisamente de su esfuerzo en la jugada del gol de los ingleses.

El empate del seleccionado africano llegó al minuto 35 con un penalti bien ejecutado por Ferjani Sassi, tras una falta imprudente del defensor Kyle Walker.

El partido resultó más parejo de lo esperado y cuando parecía que las Águilas de Cartago sacarían un buen empate, apareció de nueva cuenta Harry Kane, quien con un gol de cabeza mandó el balón al fondo de las redes y sentenció las esperanzas tunecinas.

El próximo sábado continuará la acción del pelotón G con el duelo entre Bélgica y Túnez. Un día después, Inglaterra se verá las caras con Panamá, en Nizni Nóvgorod.