Belleza natural palpable

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Las tradicionales casas de teja roja y paredes blancas de Valle de Bravo invitan a recorrer sus calles empedradas, donde abundan pequeños comercios de artesanías, casas de cultura y restaurantes, que atraen anualmente a más de tres millones de visitantes, principalmente de la ciudad de México, pues se localiza a sólo 90 kilómetros de la capital del país.

Aquí lo mejor es caminar, para gozar de sus calles, recorrer los portales de su plaza, donde es posible disfrutar de antojitos tradicionales, el mercado de artesanías y galerías de arte.

Entre sus atractivos está la Parroquia de San Francisco de Asís —patrono del lugar—, con su campanario y su pila bautismal del siglo XVI.

La otrora casa del extinto poeta Joaquín Arcadio Pagaza ahora es un museo y galería de arte donde creadores afamados, destacados pintores y escultores locales exhiben sus obras.

En la Casa de la Cultura también hay exhibiciones, obras de teatro y diversos espectáculos.

A la orilla del lago es posible degustar las delicias de la región, como la tradicional trucha en Los Pericos, con especialidad de mariscos en Los Veleros o La Michoacana para comida mexicana.

Una de las atracciones más impactantes de este lugar es el lago artificial de Valle de Bravo, donde se puede practicar todo tipo de deportes acuáticos, como esquí, veleo, kayak, pesca y canotaje, además de los famosos paseos en lancha.

Cómo llegar:

Carretera México-Toluca. Tomar la desviación a Valle de Bravo.

Dónde dormir:

La Cueva del León

Plaza Independencia 2, Centro

Tel. (726) 2624 062

Dónde comer:

Los Veleros

Salitre 8, col. Santa María Ahuacatlán

Tel. (726) 2620 370

fdm

Compartir