Blindan Moscú con sistema que detecta aviones invisibles

Ante el despliegue de fuerzas de la OTAN en Polonia, el gobierno de Vladimir Putin ya tomó previsiones y trasladó al menos un regimiento del S-400 Triumf, un sistema antiáereo de cuarta generación, a las inmediaciones de Moscú para proteger objetivos civiles y estratégicos en la capital, informó el MInisterio de Defensa ruso. El S-400 es un sistema modular basado en el S-300P integrado por al menos seis módulos con proyectiles y radares para detectar cualquier intrusión en un área de 250 kilómetros por cada módulo. Esta batería incluso puede alcanzar objetivos que se desplacen a 10,000 km/h, como aeronaves hipersónicas, y ay fue probada en Siria.