• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El líder de una secta falleció en noviembre en un hospital (Foto: AP)

La culpa de todo la tuvieron los Beatles”, decía mi abuela. Lo que sí tuvieron fueron seguidores desquiciados y obsesionados con su música. Como Chapman, que mató a John Lennon en 1980. Y Charles Manson, el asesino psicodélico que se piró con “Helter Skelter”, quien murió en noviembre a los ochenta y tres años, dejando tras de sí muerte, horror y una carrera musical frustrada.

En 1968, por medio de dos seguidoras, Manson hizo amistad con el baterista de los Beach Boys, Dennis Wilson. En seguida toda la familia se mudó a la casa de Wilson, cuando Manson lo convenció de hacerle un disco con Brian, Carl y el productor Terry Melcher. Diez canciones sin publicar porque al final Charlie los amenazó de muerte. Terminaron a golpes. Pero en el disco 20/20 de los Beach Boys se grabó su “Cease to Exist”, titulada “Never Learn Not To Love”. En 1969 ocurrieron los siete asesinatos ordenados por el orate.

En los setenta, Los Ramones fueron censurados por “Glad To See You Go”: Y en un momento de pasión / Tomar la gloria como Charles Manson. Durante los ochenta, Henry Rollins y Greg Ginn del grupo Black Flag emprendieron la búsqueda del mal en la naturaleza humana y mantuvieron relación postal con él, luego de que Rollins le enviara su poemario 20 -11.11.34 RISE, veinte poemas y la fecha de nacimiento de Manson. Claro, hicieron un disco en SST, la disquera de Ginn. Le enviaron a la cárcel la grabadora y las cintas más finas que encontraron, comprometiéndose a pagar las regalías. “Yo no vendo el viento que sopla a través de mí”, les dijo, antes de clavarse la grabadora y las cintas. Envió de regreso cassettes viejos y con eso lograron terminar Completion, seis canciones de country, folk y monólogos anti Dylan sobre cómo le robaron la guitarra a Hank Williams para dársela “al judío Zimmerman” y pervertir el curso de la música. Al final Charlie los amenazó de muerte e intervinieron la CIA y el FBI. Pero con este método del cassette entre rejas, Manson grabó una veintena de discos para cristalizar su sueño de ser un rockstar.

Atorado en un malviaje desde la cuna hasta la tumba, fue el lado más oscuro de la psicodelia y el asesino favorito de los medios, una referencia inevitable en el universo del rock. Sonic Youth grabó la canción “Death Valley 69” sobre su caso. En los noventa, el rockero Brian Hugh Warner se hizo del nombre artístico Marilyn Manson y grabó su canción “Sick City”. En The Spaghetti Incident?, Guns & Roses incluyó el track oculto “Look At Your Name Girl”. Y Brian Jonestown Massacre, siempre en estos ajos, hizo una versión eterna de su blues “Arkansas Revisited”, que empieza así: Voy de regreso a Arkansas / Tengo que matar a mi ma y a mi pa / Porque hicieron mi vida tan triste / Corro tan rápido, todo el día y toda la noche / Ellos torturan mi alma de formas malignas…

Latest posts by Rogelio Garza (see all)

Compartir