Boligán presenta sus dibujos del amor entre amigos y mojitos

Ayer, día de San Valentín, el dibujante y caricaturista, Ángel Boligán presentó, rodeado de amigos y aromas de yerbabuena y ron, su libro El amor y otras mentiras (Almadía, 2016): iconografías que plasman los avatares del sentimiento afectivo más universal y necesario en estos días de insomnios y Facebook. Cuaderno de contrastes en que una pareja de ancianos se besa y dos jóvenes enamorados en el parque consultan sus teléfonos celulares. El amor más allá de sus evidencias, más allá de las puertas y los picaportes. Boligan ha conformado un sainete en que las verdades se columpian en los rubores de la fantasía sublime de corazones acorralados, y los disimulos concluyen en los divanes de un motel de paso.

La noche destilaba apegos: Boligán firmaba libros entre abrazos y abrazos hasta que el moderador de Almadía marcó la tercera llamada, para que la mesa, conformada por Rubén Cortés, director general de esta casa editorial, los caricaturistas Rapé y Darío Castillejo, el periodista Esteban Román, el diseñador Alejandro Magallanes y el autor, diera paso a los comentarios.

“Estos presentadores están aquí, primero en su calidad de amigos; después en su condición de conocedores de mi obra. Sé que van a hablar bien de mí, por eso los invité. Esta noche es muy especial: presento un libro de dibujos míos sobre el amor, precisamente el Día del Amor y la Amistad, en Cuba es el día de los enamorados. Y aquí estoy yo con estos folios de amores superpuestos en costuras de desamores sigilosos”, comenzó diciendo quien es para Rubén Cortés, “el mejor caricaturista del mundo: es decir el campeón mundial de la caricatura”.

“Empezamos dándole la palabra a la gente seria”, bromeó el humorista habanero, y le cedió el micrófono a Cortés, quien hizo énfasis en la querencia que comparte con el dibujante de San Antonio de los Baños por más de 25 años: “Si alguien está autorizado para hacer un libro sobre el amor, es Boligán, porque Boligán tiene en su récord otro logro importante: es de los pocos que en estos tiempos ha podido mantener un matrimonio que ya va rondando el cuarto de siglo. La risa no sólo siempre acompaña a Boligán, sino que la risa lo arropa”.

Magallanes, el diseñador de Almadía refirió las urgencias para editar el libro que hoy tenemos en nuestras manos, mientras que el periodista Román acotó el riguroso trabajo diario de Boligán en las páginas del El Universal. Rapé y Castillejo concluyeron refiriendo las devociones que los unen con el Premio Nacional de Periodismo “en un oficio que compartimos desde hace muchos años”.

Y el público, que desbordó la gradería del salón de actos de la Bodeguita del Medio de la colonia Roma, se abalanzó sobre el humorista cubano para conseguir su firma. “Esto empieza ahora, muchacho. En la mañana calenté la muñeca. Ahora a firmar se ha dicho”, oí que le decía Boligán al director general de La Razón. Los mojitos desprendían su esencia. Un bolero arropaba la noche. Dos muchachos enamorados miraban las páginas del cuaderno y sonreían cómplices.

Carlos Olivares Baró

Carlos Olivares Baró

Carlos Olivares Baró es columnista fundador de La Razón. Ha publicado la novela La Orfandad del Esplendor y el libro de textos periodísticos Un Sintagma por Aquí, un Estribillo por Allá. Profesor universitario y conferencista de música y literatura en varias instituciones culturales de México. Sus textos han aparecido en publicaciones de España, Cuba, Puerto Rico y México. Publica en este diario semanalmente las columnas de reseñas y comentarios de discos y libros, El Convite y Las Claves.
Carlos Olivares Baró

Latest posts by Carlos Olivares Baró (see all)