• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Las dos Fridas (1939), de Kahlo. Foto: Cortesía Museo de Arte Moderno
Las dos Fridas (1939), de Kahlo. Foto: Cortesía Museo de Arte Moderno

En sus 54 años de historia, el Museo de Arte Moderno (MAM) se ha hecho de un acervo de más de tres mil piezas, que difícilmente podrían admirarse en su totalidad. Sin embargo, por primera vez el recinto exhibe lo más significativo de sus colecciones a través de las muestras Patrimoniales y Somos Museos.

La primera exposición está conformada por trabajos de nueve artistas cuya obra ha sido declarada Monumento Artístico de la Nación. Hace un recorrido por creaciones de Diego Rivera, Frida Kahlo, José Clemente Orozco, Dr. Atl, María Izquierdo, David Alfaro Siqueiros Rufino Tamaño.

Son 130 obras realizadas entre 1913 y 1973, entre esculturas, fotografías, litografías y dibujos. Destaca “el cuadro más querido de la colección”, Las dos Fridas, de Kahlo; Yo por yo (Autorretrato), de Alfaro Siqueiros; y Retrato de Lupe Marín, de Rivera.

De las obras poco conocidas de la colección está un mural de María Izquierdo, que fue cancelado en el Departamento Central en 1945; de la pintora jalisciense, quien se caracterizó por el uso de intensos colores, también se exhibe Naturaleza muerta (1930). De las icónicas está Nuestra imagen actual, de Siqueiros, y Prometeo, de Orozco.

El objetivo es que a través de estas piezas, los visitantes descubran esta “memoria viva del siglo XX”, señaló Syvia Navarrete, directora del MAM.

Por su parte, la exhibición Somos museo, que cuenta con 42 obras hechas entre 1919 y 2007, muestra célebres obras como La espina, de Raúl Anguiano; y La vendedora de frutas, de Olga Costa.

Gráfico: La Razón de México

Una característica de esta exposición es que su curaduría contó la participación de Marisol Argüelles y nueve trabajadores del museo que generalmente realizan labores administrativas y de custodia en salas.

“A través de piezas célebres y otras de presencia más esporádica, las experiencias y anécdotas que han quedado en la memoria de los trabajadores tejen la insólita crónica doméstica de la colección y aportan datos inéditos a la historia del MAM”, señaló el recinto en un comunicado.

La selección de las obras estuvo pensada en el interés del público, recogido por los trabajadores que mantienen contacto con los visitantes del recinto.

Otras de las piezas de esta exposición son En la escuela, de Agustín Lazo; La muerte del tigre de Santa Julia, Daniel Lezama; Autorretrato (múltiple), de Juan O’Gorman, entre otros.

Son pinturas, fotografías, objetos escultóricos, dibujos e impresiones heliográficas conforman cuatro núcleos sobre temas recurrentes en la historia del arte mexicano: vida cotidiana, surrealismo, violencia y amor.

Las exposiciones estarán abiertas al público hasta marzo de 2019, indicó el Museo.

Patrimoniales y Somos Museo

  • Cuándo: Hasta marzo de 2019
  • Dónde: Museo de Arte Moderno
  • Horarios: Martes a domingo de 17:15 a 17:30