• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
NAICM
Foto: Especial

El Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), la empresa estatal que está en proceso de construir la que podría ser una de las tres terminales aéreas más grande del mundo, comenzó los trámites para listar una Fibra E, como una nueva fuente de financiación para el nuevo aeropuerto de la capital mexicana.

La empresa, que controla el actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (ACIM), busca por primera vez aprovechar el instrumento bursátil que fue creado hace tres años por el gobierno de México para impulsar la inversión en infraestructura y energía, para un proyecto que requerirá en total más de 13 mil millones de dólares.

“Se anticipa que el nuevo aeropuerto sea uno de los más grandes en Latinoamérica en términos de tráfico de pasajeros y sea un centro regional importante, diseñado para cumplir con la demanda proyectada a largo plazo del transporte aéreo en la Ciudad de México”, informó el GACM en el prospecto de colocación de la fibra.

  • El Dato: El GACM presentó a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) la solicitud para colocar la fibra.

La fibra contempla utilizar el total de los recursos recabados para suscribir acciones tanto en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) como en el GACM, el cual a su vez utilizará el dinero recibido por las acciones para continuar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM).

Las instituciones bancarias Credit Suisse y Citibanamex serán coordinadoras de la oferta, de acuerdo con un aviso de colocación divulgado ayer por la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Por el momento la compañía aún no revela el monto que espera recabar, el número de fibras a emitir, fechas, ni la clave de pizarra para la que podría convertirse en la tercera fibra E tras las emitidas por la también estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) y Pinfra, una compañía que construye y administra autopistas y vías rápidas.

Los dueños de la fibra obtendrán el derecho de recibir en un principio 39 por ciento del flujo de la administradora aeroportuaria, pero a partir de 2026 ese porcentaje ascenderá dos puntos cada año hasta un tope de 49 por ciento.

Compartir