• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Cámaras de seguridad captan al vehículo en el puente de Tlatelolco. Foto: Especial

Agentes de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) buscan en la zona de Ecatepec, Estado de México, el vehículo Mercedes-Benz utilizado para arrojar los cuerpos descuartizados el fin de semana, en Tlatelolco.

Fue ese mismo municipio mexiquense a donde hace unos meses huyeron los  motociclistas que ejecutaron a Pancho Cayagua, fundador de La Unión de Tepito y rival directo de La Unión de El Betito.

De acuerdo con informes obtenidos por La Razón, el auto podría pertenecer a uno de los cabecillas de este grupo delictivo, apodado El Manzano, quien se dedica al cobro de extorsiones y secuestros a comerciantes del Centro Histórico.

Y es que la novia de este hombre, llamada Arleth, presumía en redes sociales tener ese Mercedes. Incluso subió fotos en las que salía al interior del vehículo de lujo.

Tras el asesinato de Iván García Llerena, El Pulga, jefe de sicarios de La Unión, esta mujer y el resto de las parejas de los miembros del grupo delictivo dieron de baja sus perfiles de Facebook.

Sólo estuvieron activos durante unas horas en las que colocaron la imagen de una cruz con un moño negro.

Las autoridades saben que el auto fue desde el que se arrojaron los restos por el tiempo que tardó en subir y bajar del puente. Y es que el recorrido es de dos minutos; sin embargo, tardó cuatro en bajar.