• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Foto: Especial

“Yo soy diputado federal suplente, la camioneta es de mi jefe y le tengo que llamar a mi jefe; si no, me va a regañar…”, dijo aquel hombre en un intento de amedrentar a los agentes de la policía capitalina que acababan de detenerlo por disparar al aire en calles de la colonia Roma.

Sin embargo, de nada le sirvió la amenaza. Roberto de Jesús “V”, quien portaba una placa que lo identificaba como asesor de diputado y una credencial del Congreso de La Unión, terminó detenido, junto con otras personas que lo acompañaban,

En la camioneta blindada los agentes de la SSP hallaron dos armas, más de 500 balas, un chaleco blindado, una placa de agente de inmigración, droga…

No era la primera vez que este supuesto asesor disparaba en la Roma. La Procuraduría General de Justicia de la Cuidad de México (PGJCDMX) tenía ya algunas denuncias en su contra por el mismo delito y otra más por fraude.

De acuerdo con reportes, el sujeto acostumbraba andar en aquella camioneta Suburban blindada, con códigos de policía. Siempre iba armado.

Gráfico: La Razón de México

Cerca de la medianoche del lunes, los agentes del Sector Roma recibieron la denuncia de disparos en esta zona.

Los uniformados se dirigieron al lugar y entonces vieron pasar a gran velocidad aquella camioneta.

Al ser detenido, quiso amedrentar a los agentes con sus credenciales. Primero se dijo diputado federal; después dijo que en realidad era diputado federal suplente.

“Yo soy diputado federal suplente del distrito cinco de Tamaulipas. Ahí están los papeles. La camioneta es de mi jefe. Necesito hablarle, si no mi jefe me va a regañar. Déjame hacerle una llamada a mi jefe; mi jefe, es coordinador de diputados federales…”, expresó.

  • El Dato: El detenido estaba acompañado por seis personas más, entre ellos, una joven y un menor de edad. Todos acabaron arrestados.

La realidad es que la credencial que llevaba lo acreditaba sólo como un asesor; sin embargo, hasta ayer por la tarde, la PGJCDMX no había podido acreditar que los documentos fueran reales o que en verdad trabajara con el legislador de Tamaulipas.

Al verse perdido, Roberto de Jesús “V” ofreció 20 mil pesos a los agentes para liberarlo. Los uniformados rechazaron el soborno y lo pusieron a disposición del Ministerio Público de la Fiscalía en Cuauhtémoc.

am