• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Vehículo en el que quemaron a El Carnes y a su presunto sicario. Foto: Especial

En el Pedregal de Santo Domingo lo conocían como El Carnes. Se decía hijo de un excomandante de la Policía Federal. Era líder de grupos de narcomenudistas que vendían drogas en el área de frontones de Ciudad Universitaria (CU), afuera del Metro, en los alrededores de la UNAM… y es el hombre que fue ejecutado y calcinado este fin de semana en Xochimilco.

Se llamaba Luis Jaimes González. En enero pasado murió su mamá de una enfermedad crónica; en el velorio que realizaban ahí, en el Pedregal de Santo Domingo, su hermano fue asesinado a tiros.

Desde entonces, El Carnes tomó el control de al menos 40 distribuidores de droga que operaban principalmente en la zona de CU y sus alrededores.

De acuerdo con informes obtenidos por La Razón, apenas el jueves pasado, él y un grupo de hombres se habían enfrentado a tiros en esa misma zona para apropiarse de un punto de venta de droga que querían controlar.

Pero el sábado por la madrugada, agentes de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la ciudad hallaron su cadáver. Tenía al menos cinco disparos en distintas partes.

Junto con él estaba un joven que le servía como sicario y que fue identificado como Alan Saúl Rosas, de 20 años.

El dato:

  • El Carnes fue encarcelado en el Reclusorio Sur y en Santa Marta Acatitla.

La ficha delictiva de Luis Jaime González, El Carnes, detalla que estuvo preso por secuestro en 1998 y 1999.

Lo encarcelaron en el Reclusorio Sur y en la penitenciaría de Santa Marta Acatitla. Las autoridades penitenciarias lo aislaron durante algún tiempo, pues descubrieron que él y su banda intentaron fugarse.

Tras salir de la prisión, él y su hermano se dedicaron al tráfico de droga. Entonces conformaron diversos grupos de narcomenudistas.

Estos sujetos controlaban a la mayoría de los vendedores que operaban en la zona de frontones.

Quien dirigía a todos ellos era Carlos; su segundo era su hermano Luis Jaimes.

Sin embargo, esto cambió en enero pasado. Su Madre falleció. La madrugada del día 23 era arreglada en su casa en el Pedregal de Santo Domingo y hasta ahí llegaron hombres armados con quienes discutieron.

Aquellos sujetos asesinaron a Carlos y a otra persona. Desde entonces Luis Jaimes tomo el control de los narcomenudistas.

Ahora las autoridades sospechan que el asesinato de este hombre tiene que ver precisamente con un ajuste de cuentas derivado del control de la venta de drogas en esta zona de Coyoacán.

Fue la madrugada del sábado cuando agentes de la SSP recibieron la llamada de auxilio. Vecinos de Santa María Tepepa reportaron explosiones. Cuando salieron para ver qué sucedía hallaron un auto Beetle en llamas. Cuando lo apagaron descubrieron que en el interior del auto había dos hombres calcinados.