• Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Canadá reafirmó su negativa a negociar mediante tuits, en clara referencia a la costumbre del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien además amenazó con acabar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), si el Congreso “interfiere”.

En su red social favorita, Twitter, el mandatario estadunidense advirtió que si su país no logra un buen acuerdo, Ottawa “estará fuera del nuevo TLCAN”.

  • El dato: Canadá precisó que México tuvo cinco semanas para negociar los puntos álgidos del acuerdo comercial como las reglas de origen y la cláusula sunset.

Al respecto, funcionarios canadienses cercanos a la negociación -que reiniciará el miércoles próximo, luego que el viernes pasado se decretara un receso de cuatro días- señalaron que no responderán a esos tuits.

Los funcionarios, citados por la CBC en anonimato, por lo delicado del tema, agregaron que ésta no es la primera vez que esta táctica ha sido usada y acotaron que los comentarios “están diseñados para presionarnos, pero eso no va a funcionar”.

Los funcionarios reiteraron la postura marcada por el primer ministro, Justin Trudeau, el viernes, cuando se anunciaba un receso de cuatro días: “Queremos modernizar el TLCAN, que sea bueno para los canadienses. Sólo firmaremos un buen acuerdo y no negociaremos en público”, dijo Cameron Ahmad, vocero de la oficina del primer ministro.

La delegación canadiense, encabezada por la canciller Chrystia Freeland; el jefe del equipo técnico, Steve Verheul; y por el secretario del primer ministro, Gerald Butt, regresará este miércoles a Washington, para continuar las negociaciones.

Según Notimex, la representación canadiense seguirá defendiendo sus prioridades: la permanencia del Capítulo 19 de resolución de controversias y su sistema de control de suministro en lácteos (muy criticado por Trump).

Frente a la acusación de Trump, de que Canadá ha tomado ventaja por muchos años del intercambio comercial bilateral y que impone altas tarifas, Ottawa insiste que el comercio es equitativo y que en algunos sectores, Estados Unidos tiene un superávit con su vecino del norte.

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de Comercio, Estados Unidos gozó de exportaciones a Canadá libres de impuesto en la mayoría de sus productos en 2016: 97.5 por ciento en el sector agrícola y 100 por ciento en el no agrícola.

Ottawa continuará con las ásperas negociaciones en Washington, al tiempo que la oposición sigue acusando al gobierno de Trudeau de haber permitido que México y Estados Unidos dejaran fuera a Canadá de su entendimiento comercial.

“Los mexicanos simplemente nos superaron”, dijo Lisa Raitt, vicepresidenta del Partido Conservador, quien agregó que la delegación mexicana sabía que tenía que llegar a un acuerdo, por la importancia del tratado para ese país.

“Cuando tuvieron la oportunidad de llevar sus conversaciones automotrices a un plano bilateral pasaron al siguiente nivel para hablar de todo lo demás, incluida la propiedad intelectual y cláusulas de extinción. Ellos aprovecharon la oportunidad”, apuntó.

Compartir