Capta UNAM imágenes de la galaxia M51

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Fotos: Cuartoscuro Archivo

Notimex

El Gran Telescopio de Canarias (GTC) inició la entrega de los primeros datos científicos espaciales y transmitió la primera imagen de la Galaxia M51 (Remolino) que captó OSIRIS, un espectrógrafo de baja resolución y un sistema de imagen con filtros sintonizables.

Se trata de una de las galaxias espirales más famosas del firmamento, localizada en la constelación “Canes Venatici” (perro cazador), descubierta por Charles Messier el 13 de octubre de 1773 y que puede ser observada desde la Tierra con unos simples prismáticos.

Construida por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), OSIRIS es considerado como uno de los instrumentos fundamentales del actualmente más grande telescopio del mundo.

Jesús González, investigador principal del proyecto OSIRIS, informó que tanto el GTC como el espectrógrafo fueron probados y puestos a punto durante el último año.

A partir de marzo de este año, dijo, se realizan de manera rutinaria los programas científicos, entre ellos el que generó la estupenda y nítida imagen de la galaxia M51, que es un claro ejemplo de la gran calidad y capacidad astronómica del sistema.

El especialista del IAC agregó que la cámara es el primero de los instrumentos del GTC, que está actualmente en funciones, y que fue construido específicamente para proyectos científicos en el rango de luz visible.

Informó que el siguiente instrumento que entrará en funciones en breve, es el CanariCam, una versátil cámara desarrollada por la Universidad de Florida, que complementará a OSIRIS para la observación en el mediano infrarrojo.

Actualmente, el grupo científico de OSIRIS procesa los primeros datos “piloto” para el ambicioso proyecto OTELO, que al utilizar el poder único de los filtros sintonizables en un gran telescopio, obtendrá el primer censo completo de galaxias en emisión, en una región muy bien definida del Universo.

Además del estudio de objetos lejanos amplificados por lentes gravitacionales, los astrónomos mexicanos esperan también datos para sus investigaciones sobre la composición química, la formación estelar, el medio interestelar y las generaciones de estrellas en nuestra y otras galaxias, entre otros diversos campos.

El Gran Telescopio Canarias permite a la comunidad astronómica mexicana realizar programas científicos con instrumentación de frontera, generando nuevos grupos de investigación que comienzan ya a formar la futura y mayor generación de especialistas en este rubro del país.

Ubicado en el Observatorio del Roque de los Muchachos (La Palma, Islas Canarias) este telescopio se construyó por iniciativa de España, con participación en el consorcio de México, a través de la UNAM, el Instituto Nacional de Astrofísica Óptica y Electrónica y de Estados Unidos, con la Universidad de Florida.

La operación científica del gran telescopio se inició en marzo pasado, para lo que se seleccionaron con anterioridad variedad de propuestas desarrolladas por grupos de investigación de astrónomos de España, México y Estados Unidos.

fsi

Compartir