Miguel ángel Mancera (centro), al anunciar los apoyos para los damnificados, ayer. Foto: Especial

Afectados tras el sismo del 19 de septiembre no pagarán predial ni derechos de agua hasta el 31 de diciembre de 2017. Así lo anunció el Jefe de Gobierno, Miguel Mancera, quien además de la condonación del impuesto al 100 por ciento, anunció el financiamiento de reestructuración o reconstrucción de inmuebles para adultos mayores.

Sobre la primera medida, explicó que los beneficiarios de la resolución serán los contribuyentes cuyos inmuebles hayan resultado colapsados o con clasificación roja —confirmada por un Director Responsable de Obra (DRO) acreditado— que lo haga inhabitable y tenga daños estructurales, que impliquen su demolición o reestructuración.

“Este es uno de los beneficios directos que ya derivan de la Ley de Reconstrucción, por eso es que la necesitábamos. 100 por ciento de condonación que tendrá para efectos del impuesto predial y para el relativo a derechos por suministro de agua”, explicó Mancera.

  • El Dato: La confirmación de clasificación roja de un inmueble la tiene que hacer un Director Responsable de Obra (DRO) acreditado.

En caso de que la condición “roja” del inmueble persista, el apoyo de condonación de adeudo histórico persistirá. El acuerdo se trata de un acuerdo de carácter general el cual publicará la Consejería Jurídica y de Servicios Legales (CEJUR).

Sobre los apoyos a adultos mayores, el mandatario local reiteró el respaldo de su gobierno a este sector de la población, que perdió sus viviendas a causa del terremoto y no son sujetos de financiamiento.

“Hemos iniciado ya con la captación de los adultos mayores; pueden acudir a la Secretaría de Finanzas aquellos que no califican en la obtención de un crédito. Estamos hablando de adultos arriba de 60 años de edad, a los cuales el gobierno apoyará con su derecho de indiviso, no necesariamente que exista el inmueble”, dijo.

Explicó que con este anuncio da cumplimiento a otro de sus compromisos para el financiamiento de reestructuración o reconstrucción de inmuebles; de manera que el Gobierno de la Ciudad de México estará haciendo una aportación de hasta un millón de pesos, en el que el beneficiario pagaría alrededor de
tres mil 750 pesos a manera de renta.

“Si ustedes se dan cuenta, tres mil 750 pesos es 50 por ciento menos que los otros créditos, porque esto es para los adultos mayores con la opción de hacer en cualquier momento un finiquito y tener la opción de compra”, señaló.

Mancera Espinosa aclaró que no se trata de una hipoteca ni de gravar un inmueble, sino que el gobierno capitalino busca rescatar, reestructurar y reconstruir inmuebles, a fin de acompañar a este sector de la población, de quienes ya se han recibido cinco mil solicitudes, desde su anuncio la
semana pasada.