• Tamaño de fuente: A  A  A  A  

El fenómeno de la canícula no es más que unos días secos en plena temporada de lluvias y se da porque hay un sistema en la alta atmósfera que no permite la formación de nubosidad y, por lo tanto, las precipitaciones sólo caen ligeramente, pero con altas temperaturas, aseguró Jaime Albarrán, del Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

En entrevista con La Razón señaló que este fenómeno aumenta la temperatura y humedad en la mayor parte del país; sin embargo, dijo, la geografía de cada entidad es la que determina la intensidad del calor. “Según el lugar es la situación, normalmente aumenta más la temperatura en los estados del norte llegando hasta los 45 grados”, aseveró.

El experto aseguró que la presencia de la canícula es normal en nuestro país y agregó que ésta puede durar hasta 20 días, aunque cada año varía el periodo en que se registra.

Asimismo, comentó que en el centro del país “no nos afectó tanto porque, a pesar de todo, hay lluvia; sin embargo, se espera que en la primera decena de agosto comience su declive”.

Informes del SMN indican que la “canícula tiene en promedio un periodo de 40 días de duración, aunque las zonas donde se siente más fuerte el calor, son la Península de Yucatán, el sur, el sureste y algunas zonas del centro del país”.

De acuerdo con las mediciones, este fenómeno arrancó el 18 de julio pasado. Otros estados que también son afectados por la “sequía intraestival”, como también se le conoce, son Nuevo León, Tamaulipas, Veracruz, Hidalgo, Tlaxcala, Puebla, Estado de México, Morelos, Colima, Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Tabasco, Chiapas, Campeche, Yucatán, Quintana Roo y San Luis Potosí.

Gráfico: La Razón de México

Las afectaciones a la población se basan principalmente en la onda de calor, por ello se recomienda a las personas que si salen de sus casas usen ropa larga de color claro y se cubran con sombrero o sombrilla, además que se mantengan hidratadas y usen protección solar.

El experto en clima Jaime Albarrán indicó que en los poco más de cinco meses que restan para terminar el año se esperan condiciones normales en el clima, pues a pesar de que se está presentando el fenómeno de la canícula en el país, sigue lloviendo en buena parte del territorio.

“Hasta el momento las condiciones no son tan desagradables, la lluvia no es tan abundante, pero no es tan desagradable. Se esperan más precipitaciones y en los océanos, ciclones, lo que se prevé es una segunda mitad normal”, aseveró.

Por su parte, Gustavo López Mendoza, gerente de la Conafor en la Ciudad de México, aseguró que en la capital no se ha sentido tanto el fenómeno porque sigue lloviendo y eso ha retrasado sus efectos en las delegaciones.

“El fenómeno de la canícula empieza en Chiapas y termina en el norte, pero aquí, en la capital del país no nos ha afectado porque a pesar de todo sigue lloviendo”, indicó. Asimismo, sostuvo que los incendios forestales no han aumentado porque los terrenos siguen húmedos y “eso nos permite que el fenómeno meteorológico no produzca efectos en nuestros bosques y un ejemplo es el maíz, que sigue creciendo sin ningún problema”.

  • El Dato: La canícula de 2018 coincide con la denominada “ola de calor global”, cuyos efectos se extienden por varios países del hemisferio norte.
Compartir